“Corre el riesgo de terminar en una cosa poco seria”

Edición Impresa

El jefe de Gobierno porteño salió ayer a embestir a la oposición que en cambio de propinarle un autojuzgamiento como propuso, avanzará en una comisión investigadora más amplia (ver nota aparte).

Para Mauricio Macri esa pesquisa que impulsan sus rivales políticos en la Legislatura porteña «corre el riesgo de terminar en una cosa poco seria o en un show mediático y no parece tener la misma formalidad que el mecanismo de juicio político para esclarecer una acusación grave como la que se me hace».

Si bien el jefe porteño insiste con la idea de propiciar su propio juicio político, sabe que su bloque no consigue los votos para esa iniciativa. Algo similar puso en evidencia el miércoles el jefe de gabinete PRO, Horacio Rodríguez Larreta quien finalmente admitió que sería un camino «si es para conocer la verdad».

Ayer, el jefe de Gobierno porteño encabezó una recorrida por una escuela porteña desde donde formuló su parecer con respecto al debate que iniciará la Legislatura la semana próxima.

«Lo que yo busco es darle a esto la mayor transparencia y hacerlo en un tiempo razonable para seguir trabajando en los temas que le preocupan a la gente, que son la exclusión social, la inseguridad, la pobreza y la preservación del espacio público», explicó el mandatario aludiendo a que supone que una comisión investigadora especial, como impulsa Elisa Carrió a través de su bloque, el peronismo y el resto de los opositores, se extendería en el tiempo. Por caso, hasta que se elevó a juicio político al ex jefe porteño, Aníbal Ibarra, la comisión investigó durante un año las posibles responsabilidades políticas por la tragedia de Cromañón. Macri resiste hacer paralelismos, pero el caso se tomará como base para conformar ahora una comisión similar a aquélla.

«Yo mismo propicié el juicio político porque estoy tranquilo y no hay ningún delito», dijo Macri y repitió que le «preocupa seguir trabajando con la gente, para eso vine a la política, no para hacerme famoso ni para hacerme rico. Vamos a seguir ayudándola hasta el último día y en la misma línea».

Por otra parte, con la idea de insistir para conseguir los 6 votos que le faltan al PRO para aprobar el inicio del juicio político, especulan con retomar un acuerdo con Francisco de Narváez. De todas maneras, el bonaerense cuenta solamente con dos diputados en la Legislatura porteña, y no serían suficientes. Necesitarían también las adhesiones de los dos radicales del recinto, pero esos diputados, aunque el comité partidario se haya pronunciado a favor del proceso, apoyarían en cambio una comisión investigadora especial.

A pesar de las cuentas adversas, legisladores como Martín Borrelli, Álvaro González, Oscar Moscariello y Enzo Pagani tienen la misión de persistir en el intento. De no conseguirlo comenzará la guerra contra la investigación especial.

Dejá tu comentario