Cristina eligió a una mujer como segunda en el Senado

Edición Impresa

Comenzaron anoche las definiciones del Gobierno y el primer paso, inevitable, fue el Senado. Se conoció, entonces, que la tucumana Beatriz Rojkés de Alperovich jurará hoy como presidenta provisional del Senado, segunda en la línea de sucesión presidencial, de acuerdo con lo que fija la Ley de Acefalía vigente.

Rojkés será la primera mujer en ocupar ese cargo que hasta el 10 de diciembre disfruta José Pampuro. La jura se hará en la sesión preparatoria del Senado que comenzará hoy a las 11. Junto con ella serán elegidos también los vicepresidentes, donde el primero le corresponde al radicalismo, y los 24 senadores electos por Buenos Aires, La Rioja, Misiones, Formosa, San Juan, San Luis, Jujuy y Santa Cruz.

El nombramiento del presidente provisional del Senado se volvió clave este año y no sólo por la sucesión presidencial: si finalmente se aparta Julio Cobos, será Rojkés quien le tome juramento el 10 de diciembre a Cristina de Kirchner y Amado Boudou, solucionando uno de los entuertos más jugosos de este recambio de mando.

Es, además, el primer paso que aporta algunos indicios sobre el armado del gabinete y la distribución de poder dentro del nuevo Gobierno de Cristina de Kirchner. Por ejemplo, el nombramiento de Rojkés parece ocultar la estrella de Aníbal Fernández, al menos en el Senado, otro de los candidatos al máximo puesto dentro de ese cuerpo. Así, quedan pendientes sólo dos cargos de peso dentro de esa estructura: las presidencias de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y Asuntos Constitucionales que deberá cubrir Miguel Pichetto.

Ese fue otro dato de peso en el armado de Cristina de Kirchner y que tiene impacto en el futuro de los recién llegados, como es también el caso de Aníbal Fernández. La Presidente no sólo ratificó al rionegrino como jefe de bloque sino que también le dio la derecha en el armado de los cargos.

Así, hoy prestará juramento una amplia gama de oficialistas de distintos colores, muchos de ellos desencantados porque Cristina de Kirchner, casi como en el programa «Bailando por un sueño», no los tomó de la mano para hacerlos ministros y los dejó a su suerte en el recinto de un Senado que puede ser hostil, aunque allí queden protegidos de todo daño gracias a sus fueros.

Así, hoy jurarán por Buenos Aires Aníbal Fernández y María Laura Leguizamón (Frente para la Victoria) y Jaime Linares (Frente Amplio Progresista); por La Rioja Carlos Menem e Hilda Aguirre de Soria (Frente Popular Riojano) y Teresita Luna (Frente para la Victoria).

Por Misiones asumirán Sandra Giménez y Salvador Arrechea (Frente Renovador de la Concordia) y Juan Manuel Irrazábal (Frente para la Victoria); y por Formosa José Mayans y Graciela de la Rosa (Frente para la Victoria) y Luis Naidenoff (UCR).

Ruperto Godoy y Marina Riofrío (Frente para la Victoria) prestarán juramento como senadores por San Juan; sin embargo, el senador electo por Compromiso Federal, Guillermo Baigorri, no estará en la ceremonia ya que renunció después de la elección.

Junto con él renunció su compañera de fórmula Adriana Marino, por lo que hoy jurará como senador reelecto Roberto Basualdo, que fue candidato suplente en la lista.

Además, Walter Barrionuevo y Liliana Fellner (Frente para la Victoria) jurarán como senadores por Jujuy, al igual que Gerardo Morales (UCR). Por Santa Cruz Pablo González y María Labado (Frente para la Victoria) y Alfredo Martínez (UCR), mientras que por San Luis lo harán Adolfo Rodríguez Saá y Liliana Negre de Alonso (Compromiso Federal) y Daniel Pérsico (Frente para la Victoria).

Jurarán también los suplentes de los senadores renunciantes Lucía Corpacci, que asumirá como gobernadora de Catamarca, de Blanca Osuna, que irá como intendenta de Paraná, y de Ramón Mestre, que ocupará la intendencia de Córdoba.

Dejá tu comentario