Cuatro candidatos a jueces van a examen

Edición Impresa

El Gobierno buscará a partir de mañana que el Senado apruebe los pliegos de cuatro candidatos a ocupar juzgados federales estratégicos, donde tramitan causas que involucran al poder político y económico. Los senadores de la UCR que integran la comisión de Acuerdos ya adelantan que se opondrán en el caso de Luis Osvaldo Rodríguez (actual juez del fuero ordinario) por su desempeño en distintos expedientes. Al mismo tiempo, reclamarán por supuestas irregularidades en el proceso del concurso 140 a partir del cual Cristina de Kirchner eligió a los aspirantes.

Además de Rodríguez, asistirán al Congreso Sebastián Casanello (actual secretario en la Cámara Federal), Marcelo Martínez de Giorgi (juez federal subrogante) y Sebastián Ramos (secretario en el juzgado de Daniel Rafecas). Los senadores kirchneristas esperan que estos tres no generen sobresaltos con la oposición. Apelarán a rasgos como la experiencia, en el caso de Martínez de Giorgi, y el rendimiento académico, como ocurre con Casanello, quien sacó la puntuación máxima en los exámenes escritos del concurso.

El caso de Rodríguez anticipa tensiones debido a la cantidad de impugnaciones que ha recibido por parte de organizaciones del ámbito judicial y particulares. Entre los cuestionamientos aparecen objeciones a su proceder durante la instrucción de la causa por supuestos sobornos a camaristas de la Casación para favorecer la excarcelación del sindicalista José Pedraza, el antecedente del expediente que investigó presuntas irregularidades en el examen del concurso 140 y que fue radicado en el juzgado de María Servini de Cubría (se sospechaba que había candidatos que habían recibido las preguntas por anticipado y Rodríguez fue absuelto) y el más inesperado: una denuncia del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) -afín al oficialismo- alegando un supuesto interés en la colección de artículos nazis.

«Mantendremos una reunión previa con nuestros asesores para estudiar los pliegos aunque ya es seguro que el radicalismo se opondrá a la candidatura de Rodríguez», expresó el senador Alfredo Martínez (UCR) a este diario. El legislador también sostiene que en la audiencia de mañana habrá preguntas sobre el desarrollo del discutido concurso y que éstas podrían causar efectos colaterales en los otros tres candidatos: «No tenemos objeciones personales contra ellos, pero no se puede negar que este concurso está viciado desde el inicio».

El concurso 140 es un tema de conversación habitual en los despachos de Comodoro Py y suele remitir a momentos incómodos para más de un magistrado. Inicialmente fue anulado por el Consejo de la Magistratura debido a las bajas calificaciones. Cuando se lo reactivó, uno de los candidatos -Carlos Ferrari- citó de memoria múltiples artículos de la Constitución nacional y de la estadounidense. Esto devino en múltiples reclamos del resto de los concursantes aunque el concurso no fue dado de baja. En el Consejo Ferrari no obtuvo el apoyo necesario para que su nombre sea girado para la aprobación presidencial. Rodríguez, en cambio, logró seguir adelante.

Dejá tu comentario