Das Neves, en su laberinto

Edición Impresa

Chubut - El titular del Instituto de Seguridad Social y Seguros de Chubut (ISSyS), Máximo Pérez Catán, confirmó que «la Caja de Jubilaciones tiene interés de participar con una adquisición de 30 millones de pesos en el fideicomiso» diseñado por el Gobierno del justicialista crítico Mario Das Neves para financiar obra pública.

La alineada reacción de Pérez Catán -virtual mano derecha de Das Neves y uno de los precandidatos del oficialismo para sucederlo en 2011- se da en medio del mal trago público nacional e internacional que debe sufrir el mandatario, a partir de que no logró aún que la Comisión Nacional de Valores le apruebe la operatoria, que apunta a cosechar u$s 50 millones en el mercado nacional y otros u$s 150 millones en el exterior. Se trata de una postal a todas luces incómoda para un gobernador que intenta sostener una carrera presidencial para 2011 y que busca seducir al esquivo electorado porteño y bonaerense (por caso, el próximo lunes expondrá sobre su gestión en la provincia y sus proyectos a nivel nacional en un acto de campaña en el porteño Teatro Astral, sobre la avenida Corrientes).

El apoyo al fideicomiso que intenta darle el oficialista Pérez Catán al mandatario -ya aprobaron compras también los concejos deliberantes de Trelew y Comodoro- desató el previsible rechazo de los gremios, enfurecidos ya por la nula respuesta obtenida a su reclamo de una urgente recomposición salarial.

El titular del ISSyS argumentó que «la idea es adquirir estos bonos y que le generen a la caja de jubilación una rentabilidad, como para invertir los saldos excedentes de la recaudación de los aportes jubilatorios». «Si estuviéramos viendo que algún condimento nos hiciera suponer que peligra la rentabilidad del bono, seríamos los primeros en tratar de reorientar la inversión», se apresuró a aclarar, ante la escalada de críticas con eje en el Frente de Gremios Estatales.

«Me sorprende el monto y la verdad es que no comparto la idea de volver a invertir la plata de los trabajadores en bonos», dijo el dirigente de los judiciales, Raúl Belcastro. «Acá hay que cuidar lo ajeno porque esa plata es de los trabajadores, no es del Gobierno ni del instituto», reclamó Sara Barrera (sanidad).

En medio de sus cortocircuitos con Nación, Das Neves asegura que el fideicomiso «es un instrumento financiero serio», pero que «tiene obstáculos imprevistos» que «no son técnicos», en alusión a una supuesta piedra puesta en el camino desde el kirchnerismo.

Dejá tu comentario