Desacuerdo con acuerdos

Edición Impresa

Wall Street cerró con números dispares levemente positivos y negativos. Durante toda la negociación los inversores se mantuvieron atentos a lo que decidiría el presidente Trump respecto de la permanencia o no de EE.UU. en el acuerdo con Irán, una medida que podría determinar el destino del pacto de 2015 que congeló el programa nuclear de Teherán. Finalmente Trump firmó la salida del pacto después de resaltar las fallas de lo que es "el peor acuerdo en la historia de EE.UU.", pues para el mandatario no ha logrado detener a Irán de poder "obtener misiles balísticos y ojivas nucleares".

Así las cosas, el índice Dow Jones de Industriales finalizó en 24.360,21 puntos, subiendo el 0,01%, el S&P500 se situó en los 2.671,92 puntos, bajando el 0,03%, y el Nasdaq Composite apreciándose el 0,02% llegó a los 7.266,90 puntos.

Por su parte, las principales Bolsas europeas finalizaron con sus números en rojo: Londres bajó el 0,02%, Fráncfort 0,28%, París 0,17%, Milán 1,64% y Madrid 0,27%.

Todo un tema. Funcionarios canadienses, estadounidenses y mexicanos a nivel jerárquico tratan de rescatar las lentas conversaciones para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). El lunes pasado fue la primera reunión en Washington.

Con el tiempo en contra para llegar a algún tipo de acuerdo en la renegociación del tratado los tres países todavía están muy distantes en puntos relevantes.

Uno de estos es la demanda de Estados Unidos por reglas de origen más estrictas sobre el porcentaje de contenido regional que debe tener un automóvil fabricado dentro del TLCAN para evitar aranceles. Otros temas polémicos incluyen mecanismos de resolución de controversias y la demanda estadounidense de una cláusula de caducidad que obligue a renegociar el pacto cada cinco años.

"Trabajaremos toda la semana en esto", dijo a la prensa el secretario mexicano de Economía, Ildefonso Guajardo, tras reuniones con el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer.

Directivos de empresas se quejan de que la incertidumbre está afectando la inversión. En el corazón de la renovación del acuerdo está la reforma para el sector automotor para tratar de regresar empleos e inversiones a EE.UU. desde México, donde los costos son más bajos.

Dejá tu comentario