El campo protestó en el Obelisco

Edición Impresa

 La Sociedad Rural, Coninagro y Confederaciones Rurales protestaron ayer en el Obelisco contra el Gobierno bajo la consigna "No maten al campo". Desde las 7, productores de distintos puntos del país llegaron a la Plaza de la República con artículos de las economías regionales que ofrecieron a precios muy baratos mientras que la brecha con lo que paga el consumidor en la góndola es amplia, destacaron con carteles.

Hasta las 10 entregaron peras, manzanas, naranjas, entre otros alimentos tras denunciar la crisis de rentabilidad que sufren las economías regionales como consecuencia de las políticas aplicadas al sector en los últimos 12 años. Los integrantes de las entidades denunciaron que más de 95.000 productores dejaron la actividad desde 2002 y que un tambo por día cerró sus puertas.

El presidente de la SRA, Luis Miguel Etchevehere, reiteró que "la situación desde el punto de vista productivo está insostenible" y advirtió que "quien asuma a partir del 10 de diciembre va a tener que dar soluciones".

"Van a quedar 2 millones de hectáreas sin sembrar. Uruguay siembra por año 1.700.000 hectáreas. En Argentina, va a quedar más de un Uruguay sin sembrar", comparó el dirigente. Opinó que "el kirchnerismo aplicó la peor política para el campo en los últimos 200 años" y remarcó que "no ha habido un Gobierno que haya tratado de una manera más agresiva al sector, que genera el 60 por ciento de las divisas que entran en el país y es responsable de un tercio de la mano de obra".

Por su parte, Carlos Casamiquela, en la apertura de la Semana de la Agricultura en el INTA Castelar hizo referencia a la protesta de las tres entidades del campo (a las que se sumaron productores autoconvocados). "Hoy (por ayer) había una protesta denominada `No maten al campo`, que democráticamente me parece bien, pero el campo no es sólo eso. Es mucho más complejo, diverso, y no es ése que se manifestaba en el Obelisco, sino también los pequeños y medianos productores y agricultores familiares que fueron visibilizados por este Gobierno", afirmó y remarcó: "Seguramente hay cosas por corregir, pero así y todo este año tuvimos récord de cosecha con 122 millones de toneladas de granos y la producción aviar y de cerdo, entre otras, crecieron fuertemente en los últimos años". Al mismo tiempo, consideró que "la devaluación como medida cortoplacista y aislada no beneficia a los productores", y sostuvo que "hay que continuar trabajando en los procesos de comercialización, en el agregado de valor en origen y en la distribución de la renta".

Dejá tu comentario