El dólar marginal está de liquidación: $ 3,84

Edición Impresa

El «arbolito» estuvo desde las 10 hasta principios de la tarde en el bar. Pronto el café se transformó en almuerzo con un amigo al que le explicaba que no sólo no compraba más dólares, sino que los que tenía los estaba liquidando a $ 3,8425. «Me los tengo que sacar de encima, hace tiempo que los tengo y necesito efectivo. Parezco un negocio de ropa que pone todo en liquidación».

Hacía tiempo que el hombre no soportaba jornadas tan aburridas. «Cuando fue el paro anterior del campo daba mi vida por tener tiempo para tomar un café; ahora no hago otra cosa que estar sentado en el bar».

Las casas de cambio también sentían la ausencia de clientes. Una sola caja bastaba para atender a los escasos concurrentes, la mayoría turistas, que compraban o vendían dólares.

Los bancos hace tiempo que dejaron de hacer operaciones de canje con el Banco Central. Antes les entregaban transferencia en el exterior y la autoridad monetaria les daba billetes dólar para abastecer a las sucursales que tenían una fuerte demanda del público. Hoy la gente no va al banco a comprar dólares.

La consecuencia del desinterés es que la divisa marginal vale menos que la mayorista. Se consigue a $ 3,8425 y si es una cantidad importante, a $ 3,84. En el Forex-MAE, el dólar de grandes operadores cerró a $ 3,85 y en las casas de cambio lo venden a $ 3,86.

El mercado mayorista padece la misma anemia de demanda. Entre el Forex-MAE y el MEC de los corredores de cambio, negociaron apenas u$s 263 millones. La liquidación de u$s 70 millones de los exportadores pareció un alud. En un mercado tan chico donde no hay importadores comprando, costó absorber ese volumen. La divisa estuvo desde las 10 hasta las 13.30 en $ 3,8520. Después empezó a bajar y cerró a $ 3,85.

El Banco Central, que preside Martín Redrado, miraba de afuera. No intervino. Jamás imaginó un agosto tan tranquilo. Lo habitual es que en el último día del mes haya presiones para que el dólar suba por las demandas para compensar las operaciones del mercado de futuros. A los bancos les conviene que el dólar esté alto. Pero los fines de mes estuvieron tranquilos. En el OCT-MAE los fines de mes hasta fin de año quedaron sin cambios. El dólar al 31 de diciembre vale apenas $ 4, bastante menos que los $ 4,20 que hasta hace poco calculaba el mercado. ¿Habrá audaces que comprarán divisas a futuro a este precio? No parece ser un mal negocio.

Los bonos, en tanto, padecieron el mal humor internacional y el local. El canje de la deuda del Ministerio de Economía fue otra decepción comparable a la reforma del INDEC. El nuevo bono que devenga tasa Badlar, una tasa variable que ajusta cada día por el promedio que pagan los bancos por plazos fijos a 30 días de más de $ 1 millón, rinde menos que las Nobac del Banco Central a un año que pagan Badlar más sobretasa. Por eso se espera que en la licitación de Nobac de hoy haya una fuerte oferta de bancos, empresas y público.

La caída del 1% de los precios de los Bocon Pre 9 y Pro 12 muestra la opinión del mercado sobre el canje. Prefieren vender los bonos y pasarse a Nobac. La caída fue generalizada. El único título que estuvo al margen de la baja fue el Discount en pesos que subió un 0,40%. Como es un bono muy largo, está más allá de los rumores más cercanos. El resto de los títulos tuvo caídas de alrededor del 0,70%.

Los bonos en dólares bajaron alrededor del 0,50% por influencia de los mercados internacionales. Su renta del 20% ahora es la más alta del mundo y eso los hace atractivos.

Los montos negociados en bonos fueron mínimos. En el Mercado Abierto Electrónico (MAE) se operaron apenas $ 482 millones.

Desde que se estatizaron las AFJP, el mercado de capitales financiero está reducido a niveles de extinción. El Gobierno, con esa medida, no sólo alejó las inversiones, sino que dejó al país sin financiamiento, porque se consumió la plata de los futuros jubilados y ahora es un ávido demandante de dinero. Una medida estatista los está llevando de vuelta al FMI contra su voluntad.

Dejá tu comentario