Elecciones activan consejo de jueces

Edición Impresa

La reorganización del tablero de consejeros que integran el Consejo de la Magistratura caracterizará la segunda etapa del año del organismo que administra, selecciona y disciplina al Poder Judicial. En medio del proceso de contrarreforma del cuerpo en el Congreso Nacional, los diferentes sectores que lo componen votarán a sus nuevos representantes. Los abogados de Capital Federal encabe-zarán este recambio a fines de agosto, mientras ya asoma un debate respecto de quiénes votarán para las elecciones de los nuevos consejeros jueces.

La primera reunión de plenario del consejo de jueces, luego de la feria judicial, podría instalar una polémica respecto de las elecciones de los próximos magistrados que integrarán el cuerpo. El juez Luis Bunge Campos presentó semanas atrás un proyecto para que se modifique el reglamente de esta votación y se permita a los funcionarios judiciales votar también para elegir a los consejeros de este estamento.

Según la normativa actual, sólo los jueces -titulares y subrogantes- pueden votar a sus representantes en el Consejo. En este sentido, la reforma que impulsa Bunge Campos introduciría un cambio radical en la masa de votantes de este sector. El camarista -y ex presidente del cuerpo- intentó debatir el proyecto en la última reunión del plenario, pero el tema fue postergado para después de la feria.

Argumento

Por el momento, la propuesta tuvo pocas repercusiones y ni siquiera está claro si va a llegar a ser analizada por el pleno del cuerpo. Uno de los argumentos centrales de los opositores del proyecto es que esta modificación se opone a lo establecido por la ley que regula el organismo, en la que se indica que sólo los magistrados votarán a sus representantes en el consejo de jueces.

Esta modificación también podría alterar las bases de cómo están organizados los jueces del país. Entre los magistrados hay una lista por la mayoría (bordó) y una por la minoría (celeste). Bunge Campos pertenece a la segunda, mientras que los Consejeros Luis Cabral -actual presidente del consejo- y Miguel Ángel Gálvez integran la primera junto con Ricardo Recondo, titular de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia nacional.

Por otro lado, la reorganización del Consejo podría también aumentar la tensión entre el kirchnerismo y los jueces, ya que Recondo encabeza la lista bordó para integrar el cuerpo. El presidente de la Asociación de Jueces es uno de los más férreos críticos de las políticas del Ejecutivo respecto del Poder Judicial y ha protagonizado numerosas denuncias de supuestas presiones y maltratos por parte del oficialismo a quienes representa. Si bien este año, su perfil fue más bajo que los anteriores, su presencia en el cuerpo podría aportar polémicas de alto voltaje.

Además de Recondo, la lista bordó presentará como candidato de los jueces del interior al juez federal cordobés Alejandro Sánchez Freite. Por la minoría se postulará el juez Mario Fera, presidente de la Cámara Laboral del Trabajo. Las candidaturas de los magistrados todavía no han sido anunciadas, ya que sus listas cierran recién el próximo 17 de agosto.

Quienes sí ya tienen postulantes oficiales son los abogados de Capital Federal. A mediados de julio cerraron las cinco listas que competirán por un lugar en el Con-sejo. Los candidatos son el ex presidente del Colegio de Abogados de Capital Fede-ral, Jorge Rizzo (lista Gente de Derecho), el ex consejero y presidente de la Asociación de Abogados de Buenos Aires, Beinusz Szmuckler (Justicia para Todos), Elías Zalazar (Acción Gremial de Abogados), Mario Podolsky (Frente Legal) y Alejandro Fargosi (Cambio Pluralista por una Justicia Independiente).

Los abogados de Capital Federal son los primeros que renovarán bancas en el Consejo, el próximo 31 de agosto. Les seguirán los jueces, cuyas elecciones se realizarán el próximo 15 de setiembre, y los abogados del interior del país, que votarán nuevos consejeros el próximo 21 de setiembre. Para el recambio de los consejeros políticos habrá que esperar: sus puestos recién se renovarán el año que viene, luego de las elecciones presidenciales.

Mientras tanto, el Congreso se prepara para cerrar el debate sobre la contrarreforma del organismo en esta segunda etapa del año. El proyecto de ley que fue aprobado en la Cámara de Diputados introduce como una de sus modificaciones centrales la ampliación del cuerpo de 13 a 18 miembros: cuatro jueces, seis legisladores, cuatro abogados, tres académicos y un representante del Poder Ejecutivo.

Este cambio no significa tanto para los nuevos consejeros jueces, ya que el cuarto integrante será el presidente de la Corte Suprema de Justicia, pero sí para los letrados que sean votados en las próximos elecciones, ya que tendrán dos lugares más en el cuerpo.

Dejá tu comentario