Escándalo en Reino Unido por el hallazgo de cocaína en el Parlamento

Edición Impresa

Londres - El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo ayer que su Gobierno “está absolutamente decidido a luchar contra las drogas”, en medio de revuelo luego de que un diario informara sobre el hallazgo de restos de cocaína en casi todos los baños del Parlamento.

En medio de creciente evidencia de consumo de cocaína y otras sustancias ilegales en la sede del Legislativo, un parlamentario conservador pidió el despliegue de perros rastreadores para patrullar las instalaciones.

El semanario The Sunday Times publicó ayer un informe que afirma que al menos diez lugares dentro del Parlamento, que abarcan sitios para legisladores, funcionarios gubernamentales y su personal, dieron positivo en rastros de cocaína.

Las áreas incluyeron los baños de mujeres más cercanos
a la oficina del primer ministro y los que están cerca de la oficina de la ministra del Inte-
rior, Priti Patel, quien también es diputada, según el diario.

El dominical agregó que de los 12 baños examinados para detectar drogas, se encontró cocaína en 11 lugares, incluidos sitios a los que solo pueden acceder aquellos con un pase parlamentario designado, que permite la entrada a legisladores y empleados junto con bibliotecarios y personal de seguridad, mozos y periodistas.

El informe se produce en medio de una nueva ofensiva contra el uso de drogas ilegales en el Reino Unido, y el propio Johnson ha propuesto que a los consumidores de drogas se les podría quitar el pasaporte y el permiso de conducir.

Dejá tu comentario