Festejos por noticia y “tiro en el pie” kirchnerista

Edición Impresa

Durante el Gobierno de Mauricio Macri la pobreza se redujo a un nivel inferior al que se registró al final de la gestión de Cristina de Kirchner. Para el oficialismo es una sentencia política que obviamente se utilizará (a destajo) en lo que resta de campaña. "Golazo". Sin eufemismos, un importante ministro del Gabinete nacional festejaba así ayer los anuncios de los datos sobre la pobreza y el aporte que harían hasta el 22 de octubre. Inmediatamente se llegó a la conclusión de que el 28,6% puede ser presentado en sociedad como una disminución real de la pobreza al primer semestre de 2017 contra la "herencia recibida" tomando como único dato válido de comparación el 29% que midió en diciembre de 2015 el Observatorio de la Deuda Social Argentina, que depende de la Universidad Católica Argentina (UCA). Sonreían en el actual Gobierno por la errónea decisión que tomó Axel Kicillof en el último tramo de gestión de Cristina de Kirchner, donde directamente renunció a medir la variable para no "estigmatizar" la cantidad de pobres. Y directamente reían ante el recuerdo del barro en el que se había metido el kirchnerismo en 2013 cuando en medio de la intervención de Guillermo Moreno en el INDEC el indicador arrojó un porcentaje del 6%, un nivel inferior al de los países desarrollados. La teoría oficial es que el anterior Gobierno, al romper el termómetro, no pudo mostrar que en realidad la pobreza a fines del kirchnerismo en el poder, se hubiera ubicado en un porcentaje más cercano al 25% si se hubiera respetado la metodología que se venía utilizando hasta el desembarco morenista en el organismo que ahora maneja Jorge Todesca. Según esta visión, y al haber renunciado a la seriedad en el cálculo de la pobreza, el kirchnerismo se enredó en su propia trampa y no pudo presentar un índice de pobreza creíble para el final del ciclo, sometiéndose al cálculo a la UCA como única versión seria en la medición. Y, lo peor, que ese indicador sea menor al que el INDEC presentó ayer. Para el propio kirchnerismo, el manejo de los índices de la pobreza durante su gestión fue considerado un "tiro en el pie", del que nunca se pudo recuperar.

Para el macrismo, ahora, todo es ganancia. Destacan en el oficialismo que la pobreza disminuye desde que el Mauricio Macri llegó al poder y que, si bien el número aún es muy alto, hay avances concretos para mostrar. Se menciona que el actual Gobierno arrancó con una medición del 32,2% al primer trimestre de 2016, y que luego comenzó la disminución que llegó al 30,3% en el segundo semestre de 2016.

El primero en hacer declaraciones fue el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne, que aseguró que "el presidente Macri, estableció a "Pobreza Cero" como uno de sus tres pilares fundamentales de gobierno" y que "la baja de este indicador es una gran noticia que nos muestra cómo impactan en la sociedad la recuperación de la gran mayoría de los indicadores económicos y de empleo". Según la interpretación del Ministerio, y siguiendo los últimos informes del INDEC de esta semana, la desigualdad de la distribución del ingreso se mantuvo constante, por lo que podemos ciertamente deducir, que la reducción de la pobreza se debe principalmente al aumento de los ingresos que percibieron los hogares durante este tiempo.

Dejá tu comentario