Fórmula imbatible: nieve y policial nórdico

Edición Impresa

Durante dos horas el director nourego Tomas Alfredson tiene en vilo al espectador con los asesinatos de mujeres perpetrados por un asesino serial en Oslo, que ya venía matando gente desde casi diez años atrás en otras ciudades nórdicas. "El muñeco de nieve" tiene a Michael Fassbender como Harry Hole surgido de la pluma de otro noruego, Jo Nesbo-, un detective de espíritu tortuoso cuya vida está vacía por el escaso índice de homicidios en Oslo, algo que empieza a cambiar mientras avanza la proyección.

Alfredson muestra su eficaz pulso narrativo para contar una historia intrincadísima, que inclusive necesita intercalar escenas de una investigacion pasada a cargo de otro detective (interpretado por Val Kilmer). El director de "Criatura de la noche" y "El topo" sabe cómo atrapar con detalles sutiles y encuadres enervantes. Además, este es un relato policial fuerte, con toques truculentos y momentos de gran suspenso. Hay buenas actuaciones y sobre todo un uso magistral de paisajes helados llenos de nieve e hielos quebradizos, que cumplen una función protagónica en este excelente film que deja la curiosidad de por qué todos los personajes son noruegos que hablan en inglés.





"El muñeco de nieve" ("The Snowman", G.B.-EE.UU.-Noruega, 2017). Dir.: T. Alfredson. Int.: M. Fassbender, R. Ferguson, C. Sevigny, V. Kilmer.

Dejá tu comentario