Fuerte demanda de dólares; bonos siguen sin reaccionar

Edición Impresa

Hay tensión alrededor del dólar y aumenta a medida que se acerca el fin de mes. El 26 de febrero se espera un día complicado porque se compensará una inusual cantidad de contratos de futuro. Todos los que vendieron divisas a lo largo del mes las recomprarán ese día salvo que el Banco Central invente una nueva zanahoria para que sigan en pesos.

La estrategia de la nueva conducción de la autoridad monetaria fue vender una enorme cantidad de dólares a fin de mes al mismo precio que contado. De esta manera, muchos inversores privados vendieron sus divisas en el «spot» (contado) y se recompraron a fin de febrero. Cuando llegue el último día hábil del mes, si la mayoría intenta recomprar el dólar billete, habrá problemas para el Central, ahora a cargo de Mercedes Marcó del Pont.

En lo que va de esta semana, la autoridad monetaria pudo mantenerse al margen del mercado porque el lunes fue feriado en Estados Unidos y ayer el monto de negocios fue escaso y aparecieron vendedores privados de divisas.

El dólar abrió firme en el Forex-MAE, la principal plaza mayorista. A las 10.10 marcó el precio de $ 3,8620, pero a ese valor aparecieron vendedores y retrocedió a $ 3,86. A las 11 volvió al precio inicial y se mantuvo hasta las 12.30, cuando apareció una fuerte orden de venta de un exportador. La divisa comenzó a retroceder y terminó a $ 3,8570.

En el mercado marginal, donde la divisa llegó a tocar $ 3,95, después del mediodía, cerró a $ 3,93. En las casas de cambio continuó a $ 3,88 para la venta.

El monto de negocios indica que hay más demanda de dólares por parte del público. En el Forex-MAE se operaron u$s 242 millones y en el MEC de los corredores de cambio nada menos que u$s 255 millones. El MEC tiene el mismo movimiento de dólares que en los días de conflicto con el campo.

Para hoy el dólar quedó con tendencia a la baja porque la orden de venta del exportador no se agotó y hay «offer» en las pantallas del Forex-MAE. Esto es un auxilio para el Banco Central que está atado a su estrategia de vender solo dólar futuro porque la orden que vino de Olivos es mantener las reservas elevadas.

Esta orden tuvo un contratiempo porque hubo que hacer un pago al exterior y ahora están por debajo de u$s 48 mil millones en u$s 47.995 millones.

Los bonos, a su vez, sorprendieron con el escaso monto de negocios. En el Mercado Abierto Electrónico (MAE) se operaron apenas $ 391 millones.

El Discount en pesos, el principal título del canje de la deuda, retrocedió un 1,10% y está por debajo de los $ 90. Este bono antes de la intervención del INDEC, en su mejor momento, llegó a cotizar a $ 152. El cupón quedó en su piso de 4,60 centavos casi sin negocios.

Entre los títulos posdefault en pesos, las bajas fueron generalizadas en alrededor de un 1%. Sólo el Bocon Pro 12 y el Pro 13 sobrevivieron al quedar sin cambios.

Los mejor pasó por los bonos posdefault en dólares, que lograron leves alzas. El Boden 2012 mejoró un 0,20% y el Boden 2013, un 0,60%. El Boden 2015, en tanto, quedó sin cambios porque las órdenes de venta que lo hicieron caer en los últimos tiempos están llegando a su fin.

Dejá tu comentario