Gobierno llama a tamberos (pero interviene mercado)

Edición Impresa

Luego de más de un año y medio, el Gobierno finalmente se reunió ayer con la Mesa Nacional de Productores de Leche para presentarle un plan nacional que intente solucionar los problemas por los que atraviesa el sector. Pese a que el Gobierno intentó acercarse a los productores y escuchar sus propuestas para aumentar la producción, al mismo tiempo ratificó que se mantendrán las intervenciones en la cadena láctea, situación que obviamente disgusta a los ruralistas.

El encargado de llevar a cabo el encuentro fue el subsecretario de Lechería, Arturo Videla, quien recibió a todas las entidades que forman la Mesa Nacional de Productores de Leche, que representa a la mayoría de los tamberos del país, menos a los conocidos como «los tamberos K», de Santa Fe y Córdoba.

Durante la reunión, el funcionario les informó que el Gobierno está trabajando en un nuevo plan nacional para la lechería que cuenta con dos premisas básicas: seguridad alimentaria e intervención del Estado en la cadena láctea.

«El Gobierno nos llamó para dialogar y nos mostró un borrador de un plan lechero en el que está trabajando. El encuentro fue positivo, pero esperamos que el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, acierte en las políticas para el sector y no repita las intervenciones en el mercado porque no ha logrado resultados positivos», aseguró ayer el productor y analista lechero Juan Linari, durante una conferencia de prensa que la Mesa Nacional Lechera brindó en Confederaciones Rurales Argentinas (CRA).

Los tamberos aseguran que necesitan soluciones urgentes por parte del Gobierno porque cada vez hay menos tambos y la producción no crece.

Con respecto a los subsidios que entrega el Gobierno, los tamberos reiteraron que se encuentran atrasados desde el mes de octubre. «Las compensaciones están muy atrasadas, algunos productores no cobraron las de octubre. El Gobierno dice que las correspondientes a noviembre y diciembre están en trámite y serán pagadas en los próximos días», afirmaron ayer desde el sector productivo.

Lo cierto es que este subsidio terminó en diciembre de 2009 pero aún el Gobierno adeuda algunos meses. A partir de este año el subsidio desaparecería y sería absorbido por la industria.

«Nosotros le planteamos al Gobierno que no estamos de acuerdo con las compensaciones; por el contrario, queremos que el mercado no esté intervenido y que la industria nos pague lo que nos corresponde», agregaron los productores.

Según datos privados, el excedente exportable de leche ronda el 20%. Hoy el país produce alrededor de 250 litros por habitante por año y el consumo ronda los 200 litros por habitante por año.

Dejá tu comentario