Gobierno y oposición negocian votar hoy Presupuesto 2011

Edición Impresa

• Bloques se reunirán para definir si Diputados sesiona desde el mediodía

Kirchnerismo y oposición negociaron ayer durante todo el día para intentar un acuerdo que permita debatir hoy en Diputados el proyecto de Presupuesto nacional 2011. Hasta última hora, el éxito de esas gestiones no estaba garantizado, aunque el radicalismo y el Peronismo Federal estaban divididos entre quienes impulsaban bajar al recinto a dar quórum y el ala que rechaza darle el Presupuesto al Gobierno si antes no se debaten la reforma del INDEC, de la ONCCA, la derogación de los superpoderes y la suba el mínimo no imponible de Ganancias, entre otros proyectos de la agenda opositora.

Los primeros imaginan que en caso de no tener ley de presupuesto, Cristina de Kirchner estará habilitada para proclamar desde ahora hasta 2011 que la oposición intenta atarle las manos. Recuerdan, además, que a ningún presidente se le negó el Presupuesto, pero al mismo tiempo toda la oposición está convencida de que el kirchnerismo prefiere no tener esa ley antes que aceptar cualquier modificación. Lo cierto es que la Presidente podría gobernar reconduciendo el Presupuesto 2010 y reasignando fondos mediante decretos de necesidad y urgencia con mucha más libertad que si se aprobara la ley.

El macrismo, mientras tanto, sostiene algunos de estos razonamientos, sobre todo, el peligro de dejar sin control del Congreso a todo el manejo financiero del país durante el año próximo, mas en medio de la campaña electoral.

La oposición, además, no estaba en su mejor día. La reunión de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, donde se debían emitir los dictámenes de la reforma a las retenciones al agro y la eliminación de un cargo especial sobre la facturación de energía eléctrica, que desde 1989 se destina a financiar la interconexión de Santa Cruz, se quedó sin quórum por el faltazo de 5 diputados opositores, entre ellos la socialista Alicia Ciciliani, Eduardo Costa, Heriberto Martínez Oddone y Claudio Lozano. Gracias a esas ausencias, el kirchnerista Gustavo Marconatto, con alegría, pudo levantar la reunión por falta de quórum.

Hoy por la mañana, la oposición tendrá una cumbre para tomar una decisión conjunta. Federico Pinedo ya había adelantado la postura de su bloque de dar quórum para no ceder terreno a un Gobierno que pasaría a victimizarse si se le rechaza el Presupuesto. Pero no se opondrá a la decisión que tomen todos los opositores.

La situación se complicó cuando Eduardo Fellner le comunicó a la oposición que su pedido de una sesión especial a las 10 para debatir la reforma al INDEC, la distribución de la publicidad estatal y el reparto de los ATN deberían pasar a segundo lugar, luego de la sesión pedida para las 12 por el kirchnerismo para aprobar el Presupuesto 2011. Eso significó perder el poder de fuego que tenían al condicionar el quórum a que el oficialismo aceptará sentarse a debatir el cronograma de leyes opositoras.

«La sesión que pidió el oficialismo es a las 12.30 y la de la oposición a las 18. Es más temprano porque la del FpV entró primero», se justificaron en las oficinas de Fellner.

Ayer a las 17, todos los bloques se habían reunido en las oficinas de Fellner. Elisa Carrió, Oscar Aguad, Patricia Fadel, Pinedo, Felipe Solá y Agustín Rossi discutieron allí el armado de una sesión.

En ese encuentro, la UCR y el Peronismo Federal aparecían más permeables a dar quórum, habida cuenta de que el Comité Nacional del radicalismo ya había fijado como postura partidaria que se condicionaría el debate, pero sin dejarle al Gobierno la chance de poder quejarse por no tener el Presupuesto 2011 aprobado.

Carrió ofertó allí un esquema para salir de la discusión: sesionar hoy para debatir proyectos sin disidencias entre los bloques, pasar al miércoles próximo la votación del Presupuesto y para la última sesión del año el paquete de leyes que impulsa la oposición. El kirchnerismo pidió una hora para consultar.

Al regreso la negativa fue terminante. Incluso, un oficialista reconoció: «Cristina nos dijo se vota mañana a matar o morir».

Frente a ese escenario, todos pusieron en duda su participación en la sesión, incluso el socialismo, y la Coalición Cívica y el bloque de Fernando Pino Solanas anticiparon que no darían quórum, aunque sí bajarán una vez que empiece el debate, si no se incluía antes el 82% a jubilados y la reforma del INDEC. Proyecto Sur, además, puso como condición que se eliminarán dos artículos de reforma política que complican a los partidos chicos.

Dejá tu comentario