Gobierno y Techint firmaron la paz: acción subió un 4,58%

Edición Impresa

El sexto conflicto entre el kirchnerismo y Techint terminó ayer en paz. Una visita de la ministra de Producción Débora Giorgi, y el viceministro de Economía, Axel Kicillof, programada desde hace casi un mes, pero convenientemente realizada ayer hizo que se cruzaran abrazos entre el Gobierno y la importante empresa industrial del país. Los funcionarios visitaron la planta de San Nicolás de Siderar durante tres horas y sellaron el comienzo de un relanzamiento en la relación. Mientras tanto, en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, el mercado festejaba el acercamiento, con una suba de las acciones del grupo de un 4,58%, en una jornada donde el Merval subió el 1,47%.

El kirchnerismo y Techint mantuvieron una disputa durante unos cinco días, luego que Paolo Rocca, en una reunión de directivos industriales criticara el nivel de competitividad actual del país y definiera la política económica como «sin rumbo» desde 2008. Luego fueron, sucesivamente, el ministro de Planificación Julio De Vido, Cristina de Kirchner y Kicillof -que amenazó incluso con bajar la palanca si quisiera y enviar al grupo a la quiebra- quienes contestaron. Durante el fin de semana, la jefa de Estado y Rocca cruzaron cartas y sellaron epistolarmente la paz. Finalmente ayer, la llegada del tándem, Giorgi-Kicillof a San Nicolás dio por terminada la controversia.

Para la reconciliación fue fundamental la aparición de un interlocutor experimentado en las relaciones entre el Gobierno y la compañía: Daniel Novegill. El presidente de Ternium (la empresa global de Techint), fue el anfitrión que ayer en la planta industrial recibió a los visitantes, que llegaron en un helicóptero oficial. El directivo tiene vasta experiencia en este tipo de negociaciones. Se lo recuerda como el hombre que, acompañado de funcionarios del Gobierno argentino, negociaron en abril de 2008 el pago de un precio justo por la nacionalización de Sidor, la siderúrgica que el grupo tenía en Venezuela y que Hugo Chávez nacionalizó previo desembolso de unos u$s 1.650 millones.

La excusa para la visita fue la revisión por parte de Giorgi y Kicillof del plan de inversiones de u$s 470 millones anunciado por la compañía Siderar. Ese dinero provenía del pago del Gobierno bolivariano de Venezuela por la estatización de Sidor, y el Ejecutivo argentino había comprometido a Techint a invertir los fondos en una ampliación de la planta.

Los anfitriones hicieron una recorrida por las mejoras aplicadas con esos millones de dólares en el proceso de colada continua de planchones; además de una inversión en la mejora de los sistemas informáticos, de seguridad y de infraestructura vial dentro de la planta. Previamente mantuvieron una reunión de dos horas donde Kicillof habló nuevamente de lo que el Gobierno espera de la empresa: que reinvierta durante varios años lo que se genera de ganancias, al menos hasta que la situación de la oferta de dólares se normalice. Dejó además en claro que él será el encargado de fiscalizar la ejecución de ese plan, desde su puesto de director de la compañía como representante del 26% de las acciones que el Estado posee luego de la estatización de las AFJP. La empresa, luego de rechazar la presencia del joven economista durante meses, aceptó su llegada como uno de los tres directores, en agosto del año pasado, luego de la victoria de Cristina de Kirchner en las primarias.

Además de Kicillof y Giorgi estuvieron el subsecretario de Competitividad, Augusto Costa, y el jefe de gabinete de Industria, Andrea Bovris, mientras que Novegill estuvo acompañado por Martín Berardi (director general). Este directivo fue el encargado de explicar que las inversiones están en pleno proceso de ampliación y que el cronograma recién terminará en el primer trimestre de 2014. Además de la reciente puesta en marcha de la nueva bobinadora y la ampliación del puerto de barcazas, en marzo se inaugurará la nueva área de logística para mejorar la circulación de los más de 17.000 camiones que ingresan a la planta, con una inversión de ocho millones de dólares. En el mismo mes estaría finalizada la planta de procesamiento de subproductos, que permitirá recuperar más residuos del proceso, con una inversión de 120 millones de dólares, indicó en un comunicado el Ministerio de Industria.

Hacia mediados del año próximo se inaugurará la planta de purificación al vacío, que totaliza una inversión de 50 millones de dólares y que permitirá diversificar la oferta de aceros especiales que hoy se importan y son insumos para la industria automotriz y de línea blanca.

En noviembre de 2013 estaría finalizada la nueva colada continua acería, con una inversión de 180 millones de dólares, que elimina el cuello de botella que representaba tener una sola línea de producción de varios años de antigüedad y ya muchas veces reacondicionada y que se correspondía con la lógica de las inversiones realizadas en el segundo alto horno en 2007.

En noviembre de 2005, Néstor Kirchner accedió a presentarle a Rocca a Hugo Chávez en la cumbre de las Américas de Mar del Plata. En abril de 2007 el Gobierno acusó a la empresa de participar en el caso Skanska. En abril de 2008 fue la nacionalización de Sidor. En agosto de 2012 Hugo Moyano, aliado del Gobierno, bloqueó seis plantas reclamando por choferes tercerizados.

Dejá tu comentario