“Hace cuatro años había mejor clima para la inversión”

Edición Impresa

La industria automotriz atravesó la tormenta que desató la crisis mundial mejor que lo esperado. Cierra el año con un mercado interno de 500.000 unidades y con una demanda desde Brasil que no deja de crecer, convirtiendo las exportaciones en un excelente negocio. Varias automotrices pusieron en marcha la fabricación de nuevos modelos de producción nacional. Otras tienen pensado hacerlo el año próximo. Sin embargo, se está lejos en el sector de vivir un clima de euforia. Más bien, crece la preocupación ya que el horizonte no es tan alentador. Así lo aseguró a este diario el nuevo titular de la asociación que agrupa a las terminales locales (ADEFA), César Ramírez Rojas. El directivo, también presidente de Scania, alertó por el clima poco favorable para la inversión que se vive en la actualidad.

Periodista: Se proyecta para 2010 una producción de más de 600.000 vehículos. Será un récord. ¿Se puede decir que la crisis quedó atrás?

César Ramírez Rojas:
Sin duda, estamos mejor que lo esperado con un segundo semestre que muestra una recuperación y creemos que en 2010 se va a afianzar ese crecimiento. El problema no es lo que pueda pasar el año próximo, sino más adelante. En esta industria trabajamos con ciclos de plazos más largos.

P.: ¿Cuál es la preocupación?

C.R.R.:
Hoy se está poniendo en marcha la producción de nuevos modelos que son consecuencia de inversiones decididas hace tres o cuatro años. Pero hoy, la Argentina ya no es tan atractiva para invertir como en 2005.

P.: ¿Por qué?

C.R.R.:
Hace cuatro años, por ejemplo, había un Gobierno con amplio apoyo de la sociedad, un clima de mayor consenso. Eso no sucede en el momento actual. Hoy la incertidumbre es mayor. Mire, si usted le pregunta a directivos de las automotrices o de empresas de otros sectores si están pensando en tomar personal o van a hacerlo el año próximo, la respuesta va a ser negativa. Habrá excepciones, pero la mayoría no tiene planes en ese sentido.

P.: Pero hace cuatro años estábamos saliendo todavía de la crisis de 2002 y me imagino que habría mucha desconfianza sobre la Argentina. Hoy la situación se ve más consolidada.

C.R.R.:
Es cierto que aquella crisis tan profunda estaba aún próxima, con una devaluación mediante, pero el país era más competitivo. Eso hay que tenerlo en cuenta. Es ahora cuando se tienen que analizar y decidir las futuras inversiones que van a renovar los modelos que se fabrican ahora. Y el clima no es el mejor.

P.: Por eso, las mayores inversiones se las está llevando Brasil.

C.R.R.:
Ése es un fenómeno para tener en cuenta. Brasil está atrayendo inversiones muy fuertes. Es el motor de la región. Se pudo ver en los últimos meses cómo la Argentina atenuó la crisis gracias a las exportaciones de Brasil. Hay que ser inteligente para aprovechar esa situación. En la Argentina hay una clara brasildependencia en materia industrial. Es nuestro principal mercado de exportación y, obviamente, todo lo que suceda allá repercute acá. Entonces lo que hay que hacer es buscar los mecanismos para que nuestro país se beneficie.

P.: Así planteado, a la Argentina le queda un papel secundario.

C.R.R.:
Brasil es un mercado más grande, tienen escala y en algunos aspectos no es posible competir. La Argentina debe liderar el cambio de nuevas tecnologías y para eso hay que hacer un trabajo conjunto donde el Gobierno tiene un papel importante. Si no se hace, la Argentina va a quedar postergada.

Entrevista de Horacio Alonso

Dejá tu comentario