28 de julio 2009 - 00:00

Importaciones: en 2009 llegaron 165.168 motovehículos

Para algunos es una alarmante caída en las ventas, para otros es tiempo de sustentar el boom explosivo de crecimiento.
Para algunos es una alarmante caída en las ventas, para otros es tiempo de sustentar el boom explosivo de crecimiento.
Tomando una fotografía de las importaciones al mes de junio, se refleja la desaceleración del mercado. Las ligeras comparaciones con 2008 pueden hablar de crisis alarmante, pero los que estamos curtidos y con el lomo duro conociendo a los motociclistas, es decir a los consumidores, sabemos que las cifras proyectadas del año pasado eran irreales, digamos muy optimistas, mi humilde consejo es que para comparar lo hagamos con el año 2006, pues 2007 y 2008 fueron de una inercia de crecimiento pero sin cifras de ventas reales, sin saber el colchón de unidades en las concesionarias, por eso prefiero comparar con 2006, un año mucho más realista y genuino que cerró con 444.410 unidades. Una proyección de este 2009 nos marca una cifra de unas 370.000 unidades importadas, más un stock calculado en 300.000 de fines de 2008, nos haría estar superando las anticipadas por motosargentinas.com.ar en nuestra nota de febrero con un mercado de 455.000 motos, casi coincidente con las del Ing. Dante Sica de acebeb.com en la convención de ACARA motos de mayo, con lo cual el año y a pesar de todo, nos daría un resultado mejor que el previsto, pues si a pesar que había un stock de 300.000 unidades. ya se importaron de enero a junio 165.168 motovehículos. En particular en junio llegaron 22.307 unidades. Siendo en motos el 91% procedente de China, y poco más del 6% de Brasil, de Japón llegaron 221, de Alemania 66 y de Estados Unidos solamente 12. Los que más importaron son: Pagoda SA (Guerrero) con 5.446; La Emilia (Motomel) con 2.225; Yamaha con 1.943, y Zanella con 1.788. Un 70% son motos entre 100 y 125 cc; un 22%, entre 125 y 250 cc, y el 7% de 75 a 100 cc. Vemos que hay una apuesta de las terminales para que despegue la venta de las motos, pero allí chocan con la realidad, que es la falta de créditos y la desaceleración provocada en más de un caso por la actitud comercial más pasiva y de «salirse» del mercado al restringir inversiones en publicidad y en actitud de venta en un mercado donde hay mucha gente que desea comprarse una moto y viajar mejor a su trabajo.

Pedro Varela

Gentileza CIFEMA. Fuente NOSIS

Dejá tu comentario