Incertidumbre sobre el posible sucesor

Edición Impresa

Lima - En las horas previas al debate, Pedro Pablo Kuczynski dio un inesperado golpe de timón al proceso de vacancia (destitución) al anunciar que sus vicepresidentes Martín Vizcarra y Mercedes Araoz se negarán a reemplazarlo. "Ninguno de los dos quiere ser parte de un Gobierno que nazca de una maniobra injusta y antidemocrática", dijo Kuczynski en un mensaje a la Nación.

El anuncio cambió el escenario, ya que en principio se descontaba que la jefatura de Estado sería asumida por Vizcarra, quien gobernaría hasta julio de 2021, cuando terminen los cinco años para los que fue elegido el Ejecutivo.

Si Vizcarra no aceptara, la posta pasaría a Araoz, segunda vicepresidenta y actual jefa del gabinete ministerial, en los mismos términos de tiempo. No obstante, si hay una negativa de ambos, la jefatura del Estado le pasará al presidente del Congreso, Luis Galarreta (foto, izquierda), quien, a diferencia de los dos primeros, estará obligado a convocar elecciones generales para 2018.

Esa maniobra implica que si Kuczynski es destituido, los parlamentarios se verán expuestos a perder con tres años de anticipación los escaños que ocupan desde julio de 2016.

Agencia DPA

Dejá tu comentario