16 de marzo 2009 - 00:00

Incidentes en operativo fiscal

 Buenos Aires - Una serie de incidentes se produjo ayer en la feria La Salada, ubicada en la localidad de Lomas de Zamora, donde algunos puesteros arrojaron huevos a inspectores y policías, molestos por el amplio operativo fiscal que se desarrolló en el lugar, comandado por el propio recaudador Santiago Montoya.
El operativo de detección de evasión fiscal, procedencia de mercadería y otras irregularidades en la popular feria bonaerense estuvo a cargo de unos 220 agentes. Pero los inspectores fueron sorprendidos con una lluvia de huevos e insultos que impidió el normal desarrollo de las tareas encabezadas por el titular de la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA).
«Queremos dejar claro que no hay ninguna zona liberada y si no lo terminamos hoy (por ayer) lo haremos otro día. Desplegamos este operativo en la feria porque queremos saber cuáles son los grandes abastecedores que usan a esta gente para evadir los impuestos», explicó el funcionario.
Montoya sostuvo que «los puesteros chiquitos presentan irregularidades, pero hay alguien que les vende la mercadería», para luego destacar que «esto es un combate a la marginalidad».
«Mucha de la mercadería encontrada aquí, tanto la de marca original como la falsificada, según los puesteros se adquieren en las tiendas de la calle Lavalle en la Ciudad de Buenos Aires y nos dicen que es muy difícil conseguir facturas por esas compras», indicó.

Dejá tu comentario