Independiente mereció más

Edición Impresa

No hubo goles y fue muy injusto, porque los dos hicieron méritos para conseguirlos, en un partido que fue parejo en el primer tiempo, pero que en el segundo Independiente volcó ampliamente (en el juego) a su favor.

Godoy Cruz e Independiente jugaron un partidazo, cada uno con sus armas y sin reservarse nada.

Los mendocinos mostraron su prolijidad para manejar la pelota, con David Ramírez como eje ofensivo, pero con las proyecciones de Martín Aguirre por derecha y Lautaro Formica por izquierda.

Independiente hizo un planteo agresivo y trató de atacar por los costados con Piatti y Mancuello que se juntaban con Gandín y Silvera.

El primer tiempo fue parejo y con muchas situaciones de gol, pero en el segundo Américo Gallego hizo un golpe de timón haciendo ingresar a Leandro Gracián y Patricio Rodríguez para darle juego al equipo y la apuesta le salió muy bien, porque el equipo de Avellaneda se adueñó de la pelota y creó muchísimas situaciones de gol. Hubo un tiro en el poste derecho de Leandro Gracián y un cabezazo de Darío Gandín que también devolvió el mismo madero que no le permitieron llevarse los tres puntos que mereció.

Dejá tu comentario