Industria pujante y federal

Edición Impresa

Presente y futuro de las agencias de viajes, actores clave en la cadena de comercialización del sector turístico.

Para hacer un repaso del año en lo que respecta al turismo tenemos que poner en la balanza los distintos sucesos de 2017, entender el contexto del país y sobre todo poner en foco el futuro para que 2018 nos encuentre a todos trabajando por los mismos objetivos.

Una revisión de lo acontecido en el turismo no puede dejar afuera a las agencias de viajes, actores principales de la comercialización en el sector. En el repaso del año encontramos distintos matices: buenas noticias, medidas concretas y algunos sinsabores que nos obligaron a levantar la voz. Siempre con el objetivo de crecer como sector, mejorar los servicios y teniendo en claro el rol clave que ocupa el turismo en el país. Nunca está de más recordar que es la única actividad productiva que se realiza en cada pueblo, ciudad y rincón de la Argentina.

La devolución del IVA al turista extranjero en alojamiento ha sido un gran paso para el turismo receptivo. No sólo porque nos permite tener precios competitivos en la región y equipararnos con países vecinos que ya tienen implementados estos beneficios, sino que nos acerca al reconocimiento siempre pretendido por nuestro sector: lograr la exención del IVA al extranjero generalizado a toda la actividad, como reconocimiento a la exportación de servicios, como bien lo promulga la ley de turismo.

En la misma línea, contar nuevamente con los feriados puente es una medida saludable para incentivar la actividad turística interna y un elemento fundamental para aumentar el movimiento económico durante todo el año, más allá de las temporadas fuertes de verano e invierno.

La denominada revolución aérea fue otra de las noticias del año en el sector, sin duda es un paso necesario y positivo. La generación de nuevas conectividades aéreas unirá más a los argentinos con mayores destinos y acercarán la Argentina al mundo. Sin embargo, es necesario completar el círculo para que los pasajeros tengan derechos plenos, protección y respuesta ante los contratiempos que puedan surgir. Actualmente las aerolíneas no rinden cuentas ante los retrasos, cancelaciones o cualquier inconveniente debido a que el transporte aerocomercial no está incluido en la Ley 24.240 de defensa de los consumidores. En este contexto las agencias de viajes tenemos un rol protagónico porque somos el canal más eficiente de comercialización, con más del 75% de las ventas de pasajes aéreos, en donde el gran beneficiado es el consumidor, por la transparencia que le ofrecemos en la comparación de la oferta y la asistencia en el pre y post viaje. La revolución área es prometedora para todos, pero no tiene que ir en desmedro de la calidad del servicio. Tenemos la oportunidad de avanzar hacia un escenario renovado para que todo el ecosistema del turismo funcione y se potencie.

En la discusión actual sobre la reforma impositiva, el sector tiene mucho para decir, no somos ajenos al contexto de fuerte presión tributaria con la desafortunada particularidad de tener que competir con grandes jugadores internacionales que no soportan las cargas económicas. De esta forma, desde el exterior venden servicios dentro del país a turistas argentinos y extranjeros, pero no generan valor a la economía nacional, lo que tiene como resultado una competencia desigual que termina muchas veces en la pérdida de empleo local. Ante esta realidad es fundamental eliminar impuestos distorsivos como los Ingresos Brutos, que generan efectos nocivos en la competencia de productos turísticos y eliminar el impuesto al cheque o bien generalizar el cómputo a cuenta de ganancias o de otros tributos.

Como presidente de la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo (FAEVYT), no puedo finalizar un repaso del año sin mencionar el evento del sector turístico más importante de Latinoamérica: la Feria Internacional de Turismo que realizamos en el predio de La Rural. Como viene sucediendo desde la primera edición, hace 22 años, el encuentro crece exponencialmente. FIT 2017 contó con más 102.000 visitantes entre público general y profesionales del sector, superando en un 8% la edición 2016, 45 países de todas las regiones del mundo y las 24 provincias argentinas, sumando un total de 1.575 expositores. Además se realizaron 3.922 citas de negocios, con 155 compradores y 403 vendedores. Los números sin duda impactan pero la verdadera distinción de la Feria es haberse convertido en el punto de encuentro de todos los que formamos parte del turismo: viajeros en busca de oportunidades, operadores grandes y chicos, funcionarios, ministros y gobernadores. El color, los sabores y el espíritu de cada provincia, región y país invitado se reúne durante 4 días de celebración y esa tradición tiene que ver con la coherencia y apertura hacia todos los sectores que mantuvo FAEVYT en estos más de 20 años de organización.

Revisar toda la actividad de un año intenso para el turismo abre la posibilidad de sentar las bases para un futuro prometedor. En esta etapa de cambios tenemos mucho para aportar, somos la industria más dinámica, pujante y federal del país. Siempre fuimos un sector de encuentro, de eliminación de barreras y de construcción de puentes entre diferentes sociedades, culturas y religiones. Hoy tenemos las condiciones para seguir creciendo y la capacidad para entender que para lograrlo es necesario trabajar en conjunto.

Presidente de la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas

de Viajes y Turismo

Dejá tu comentario