Inquieta a Gobierno segunda oleada paritaria arriba de 40%

Edición Impresa

• CAVALIERI, DEL GREMIO CON MÁS AFILIADOS DE TODO EL PAÍS, AVISÓ QUE PEDIRÁ 25% POR UN SEMESTRE
Comercio, la Uocra y la Federación Gráfica comenzarán a renegociar los acuerdos salariales que cerraron por un semestre. Los funcionarios temen efecto contagio y reaperturas por parte de otros gremios.

 Los sindicatos le sumarán una preocupación más al Gobierno con la renegociación de las paritarias cortas, que apuntarán a superar el 40% de aumento por todo el año. Por arriba de ese límite irá el gremio más numeroso del país, el de Comercio, así como el de los albañiles (Uocra) y otros que optaron por una discusión semestral en la primera etapa del año. Esas discusiones agregarán otro factor de inquietud al Gobierno al de las organizaciones que amenazan con reabrir sus discusiones frente al desfase entre los sueldos y la inflación acumulada.

El jefe del sindicato mercantil, Armando Cavalieri, anunció ayer que pedirá un 25% de aumento salarial para el período de octubre a marzo de 2017, como complemento del 20% acordado en el semestre anterior con las cámaras del sector. Se trata de la mayor paritaria del país con un universo cercano al millón de empleados. También la Unión Obrera de la Construcción irá por una suba semestral similar, tras haber obtenido en la primera parte del año un 22% de incremento para unos 380 mil afiliados, le adelantó a este diario Gerardo Martínez.

En el Ejecutivo advirtieron que operarán por bajar las expectativas en esas negociaciones. La preocupación central en el Gabinete económico es que un eventual cierre de paritarias por arriba del 40% podría incitar a otros sindicatos a reabrir sus pactos anuales, que cerraron en casi todos los casos en valores de entre el 31 y el 38 por ciento.

Es, en el sector laboral, el escenario más temido por la administración de Mauricio Macri: parte del enfriamiento de la economía y de la eventual reducción del ritmo inflacionario se basa, para los funcionarios, en la pérdida de poder adquisitivo de los salarios frente a los precios y en la mejora de la competitividad relativa de las empresas. Una potencial renegociación del grueso de las paritarias pondría en riesgo ese escenario. "Queremos recuperar la inflación anual", dijo ayer Cavalieri a la agencia Télam, al participar de la conmemoración del Día de la Industria en la Confederación de la Mediana Empresa (CAME). El pedido será elevado a esa entidad patronal y a la Cámara de Comercio (CAC), las que llevan el mayor peso del sector empleador en la paritaria.

El Gobierno deseaba que en la negociación mercantil, la mayor de la actividad privada, el pedido gremial estuviera más cerca del 10% que del 20% para el segundo semestre. Los funcionarios del Ministerio de Trabajo consultados admitieron cierta preocupación por las declaraciones de Cavalieri. Y afirmaron que intentarán convencerlo de reducir esa expectativa con el argumento de que la inflación entró en un sendero de desaceleración.

De todos modos, Gerardo Martínez afirmó que seguirá los pasos de su colega mercantil. "Vamos a pedir lo mismo (25% para el segundo semestre de acuerdo salarial) como aumento, al menos como un principio de negociación", explicó el dirigente a este diario. La Uocra había pactado para el semestre abril-septiembre un 22% de suba que llevó el salario inicial arriba de los 10 mil pesos. De conseguir lo reclamado, el gremio obtendría un aumento nominal anual de 47%, aunque una medición más precisa dependerá de si la segunda etapa será o no acumulativa respecto de la primera.

Entre los gremios que pactaron por un semestre también se encuentra la Federación Gráfica Bonaerense (FGB), que obtuvo entonces un 25% de aumento más una suma fija de 2.000 pesos. Héctor Amichetti, jefe del sindicato, adelantó que estudia reclamar un porcentaje similar por entender que "la inflación de este año va a cerrar más cerca del 50 que del 40 por ciento".

Dejá tu comentario