Juego de sadismo que en el original era aún más temible

Edición Impresa

"13 pecados" (13 sins, EE.UU., 2014). Dir.: Daniel Stamm .Int.: Mark Webber, Devon Graye, Tom Bower.

Le falta un poco de esto y aquello léase gore y sadismo oriental totalmente fuera de órbita- a esta reelaboración, tal vez no light, pero indudablemente más occidental, del film de culto tailandés del 2006 "13 game sayawng" de Matthew Chookiat Sakveerakul sobre un infeliz en el peor día de su vida, abordado misteriosamente a través de su teléfono celular para participar en una especie de reality show con el énfasis en la mayor crueldad posible, con desafíos más y más terribles hasta llegar al número del título.

El film tiene un buen prólogo y luego un desarrollo un poco lento en un principio y nunca muy bien dosificado en cuanto a ritmo y momentos culminantes de crueldad inusitada (que la hay, la hay, para alegría de los que sabían qué iban a ver, y perturbacion de los espectadores mas desprevenidos).

Lo que no implica que todo nunca deje de parecer un remix de algo previo más crudo o coherente, aun en el caso del espectador de esta nueva versión que no tuviera la más mínima idea de la producción tailandesa anterior en la que se basa.

Dada la desquiciada premisa argumental de la película, más allá de lo que se pueda variar de Oriente a Occidente, lo cierto es que aun con sus detalles desparejos, una vez que se le presta atención al asunto resulta difícil no dejarse llevar por este temible juego de sadismo gratuito apenas redimido por una pizca de critica social.

Pero lo cierto es que el film original nunca estrenado entre nosotros- era lo bastante más fuerte como para no dar lugar a ningún tipo de análisis racional.

Dejá tu comentario