Kirchner defendió su presencia en Catamarca

Edición Impresa

Catamarca - Néstor Kirchner tiene razón. Su participación en la campaña electoral de Catamarca le permitió, finalmente, al peronismo de esa provincia aglutinar un caudal de votos impensado hasta el domingo.
Ayer, contrario a las críticas que llovieron por su acción en ese distrito periférico, el jefe del PJ nacional reivindicó su estrategia. Dijo en un acto partidario en Tres de Febrero que irá «hasta el último pueblito» que necesite el apoyo al «movimiento transformador».
La extraña alianza del Frente Justicialista para la Victoria en Catamarca aglutinó a enemigos acérrimos como Luis Barrionuevo y Ramón Saadi. Ese sello cosechó el 33,1% de los votos. Sin embargo, la atomización del peronismo hizo que esa fuerza achicara en el resultado final imaginado por Kirchner la diferencia con el Frente Cívico.
En las elecciones del domingo, en rigor, la coalición de Brizuela del Moral y el partido Nuevo Espacio Ciudadano -liderado también por radicales- reunió el 44,83% de los votos; mientras que los tres frentes integrados por peronistas lograron 39,88% de los votos. Es decir que, si el PJ hubiera ido en una sola lista, entonces el resultado final lo habría catapultado a apenas cinco puntos del frente oficialista catamarqueño.
Este es precisamente el resultado que Kirchner buscaba. Aun sabiendo que era improbable vencer al Frente Cívico, que gobierna Catamarca desde 1991. Sin embargo, el kirchnerismo ahora tiene una base importante que marcará sin duda la performance del PJ en las próximas elecciones de octubre.
Desgaste
A pesar de que se trató de una elección de carácter provincial, el kirchnerismo capitalizó el resultado. Observa que -aun con un triunfo como el del domingo- la ajustada performance del Frente Cívico podría esbozar un desgaste de la administración del Gobierno de Brizuela del Moral, que de tener casi un 67 por ciento de adhesión hace un año en los comicios a gobernador, el domingo alcanzó un 44%.
Como para fortalecer la teoría, ayer el gobernador de Tucumán, el oficialista José Alperovich, aseguró que «de ninguna manera es cierto esto que se pretende instalar de que Néstor Kirchner perdió en los comicios de Catamarca; por el contrario, si Kirchner no hubiera ido a la provincia a apoyar al justicialismo, la diferencia sin dudas hubiese sido mayor».
«Lo que ha hecho Kirchner -amplió- es lo que se le pide a cualquier líder que presida al PJ, que conduzca y se haga presente, aun sabiendo que existe la posibilidad de tener un revés electoral».

Dejá tu comentario