Krugman, pesimista: “Podría haber doble caída”

Edición Impresa

Liubliana, Eslovenia - El desempleo en Estados Unidos tocará techo a comienzos de 2011 debido a una lenta y dolorosa recuperación después de que la crisis global parece haber llegado a su piso, sostuvo ayer el economista Paul Krugman.

Según este ganador del Premio Nobel, la economía global parece estar estabilizándose a un nivel que es «inaceptablemente pobre» y añadió que es posible que la crisis tenga doble caída. «El desempleo en Estados Unidos tocará techo a comienzos de 2011, manteniéndose muy alto, y posiblemente crezca durante todo el próximo año», dijo Krugman en una reunión de negocios en Eslovenia. Explicó que sus proyecciones estaban basadas en los datos de crisis económicas previas en el país.

La tasa de desempleo en Estados Unidos subió a un máximo en 26 años del 9,7% en agosto, informó el Departamento de Trabajo a comienzos de setiembre. Krugman, que recibió el Premio Nobel de Economía en 2008, sostuvo que la etapa aguda de la crisis global había finalizado, pero añadió que la recuperación se sentiría como «seguir en recesión».

El economista señaló que en las crisis pasadas ocurridas en Estados Unidos y otras regiones, las recuperaciones habían sido débiles ya que el sector laboral continuaba empeorando bastante tiempo después de que las crisis tocaran fondo y agregó que el mercado laboral continuaría empeorando «bien entrado 2011».

«Podríamos tener una doble caída; ésa es una posibilidad real ahora para el mundo en general», insistió Krugman, señalando que los efectos de los programas de estímulo comenzarían a desaparecer a comienzos del próximo año. Además, explicó que la recuperación sería más lenta debido a la naturaleza global de la crisis.

El profesor de la Universidad de Princeton y columnista del diario New York Times explicó que la mayor parte de las economías del mundo deberían tener programas de estímulo aún más agresivos que los que se habían implementado hasta ahora y afirmó que una expansión en los déficits presupuestarios había salvado al mundo de una repetición de la Gran Depresión.

«Lo que deberíamos estar haciendo es dar mucho más apoyo a las economías. Sí, los déficits son una preocupación, pero también lo es la economía mundial, que probablemente está operando en un 7 u 8 por ciento por debajo de su capacidad», afirmó.

Agencia Reuters

Dejá tu comentario