La AFI pone en marcha una Mesa de Contraterrorismo

Edición Impresa

Es coordinada por Silvia Majdalani. Monitorea las amenazas en otros países y sus repercusiones en Argentina.

Que la Argentina hoy no sea blanco directo de ningún ataque terrorista, no exime al Estado de su responsabilidad de prevenir el accionar de las organizaciones trasnacionales que los perpetran y prepararse ante la eventualidad de un atentado, como los ocurridos en Buenos Aires durante la década del noventa, que costaron la vida de más de un centenar de personas. Con esa premisa, el Gobierno de Mauricio Macri encomendó a la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) la constitución de una Mesa de Contraterrorismo que ya se encuentra funcionando y sobre cuyas actividades tiene directa supervisión la subdirectora del organismo Silvia Majdalani.

En diálogo con Ámbito Financiero una fuente muy cercana a la conducción de la ex SIDE reveló que "entre las objetivos que persigue este espacio se encuentra ampliar las capacidades de inteligencia operativa y estratégica de nuestro país, articulando acciones tendientes a anticipar las amenazas terroristas". Un documento interno de la agencia ya había anticipado un diagnóstico en el que destacaba que "el fenómeno del terrorismo internacional representa un desafío multidimensional para todas las naciones, su característica como amenaza globalizada supone la necesidad de cooperación de las distintas agencias estatales, tanto de inteligencia y de seguridad, en el ámbito nacional e internacional".

Los recientes atentados perpetrados en Europa y África por organizaciones que adhieren a los postulados del ISIS, muestran un escenario de extrema alerta y obligan al Gobierno a dar respuesta mediante la implementación de mecanismos preventivos oportunamente acordados con otros países de la región y según lo que establece la ley nacional de Inteligencia 25.520. "Como cabeza del Sistema de Inteligencia Nacional, tenemos el mandato presidencial para desempeñarnos activamente en la coordinación de esta Mesa de Contraterrorismo que posibilita combinar los recursos de las fuerzas federales y otros organismos de fiscalización y control nacional, servicios de inteligencia de países vecinos y de otras naciones que enfrentan esta problemática común, tendiendo a maximizar las habilidades de anticipación ante la amenaza terrorista", agregó el funcionario consultado.

La lógica es proactiva y preventiva y permite adecuar los espacios temporales de análisis e investigación con los diferentes tipos de amenazas. El plan contempla además "prestar especial atención a las amenazas difundidas a través de las redes sociales, algunas de las cuales podrían vincularse al accionar de los llamados Lobos Solitarios".

Programa Siria

Tal como anticipó este diario hace dos semanas, una comitiva de expertos de la Dirección Nacional de Migraciones, los ministerios de Seguridad y Relaciones Exteriores y la AFI, se encuentra en estos momentos llevando adelante la implementación del programa especial de visado humanitario para extranjeros afectados por el conflicto de la República Árabe Siria (denominado por decreto de creación como "Programa Siria"), que tiene, entre otros objetivos, "facilitar el proceso de integración de sus beneficiarios con distintas medidas". En particular, los especialistas argentinos están actualmente en la capital de la República del Líbano, Beirut, efectuando un exhaustivo proceso de selección de las próximas familias sirias que vendrán al país en carácter de refugiados. "Ninguno que no pase los estrictos controles a los que se los está sometiendo (que incluyen investigación documental y biométrica) serán autorizados para venir a la Argentina", culminó la fuente.

Dejá tu comentario