La AFIP pasa de la “invitación” a la “fiscalización”

Edición Impresa

Terminado el blanqueo, comienza una nueva etapa en la relación entre la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y los contribuyentes. En especial en aquellos casos donde el organismo que maneja Alberto Abad hay sospecha de "inconsistencias". Y más específicamente en los casos donde esa situación fue informada a la persona o empresa en cuestión y esta no se presentó en el llamado a sincerar bienes no declarados o impuestos impagos. De la etapa de la "invitación" se pasa ahora a la "fiscalización".

El listado de contribuyentes a ser fiscalizados está formado en gran parte por aquellos que desde agosto del año pasado, y hasta la semana pasada, fueron recibiendo cartas personales vía correo a las direcciones fiscales o vía mail, donde la AFIP detallaba que según los datos cruzados del organismo se encontraban bienes, declaraciones juradas, presentaciones varias o, simplemente, sospechas; de inconsistencias entre lo presentado y lo que debería haberse liquidado. En las cartas se invitaba a la persona física o jurídica ubicada a regularizar la situación presentándose en el llamado a sincerar impuestos y bienes y se le aclaraba que una vez vencido el plazo, se avanzaría en la fiscalización.

Esto comenzará a ocurrir desde el lunes de la próxima semana.

Por ahora no se le aplicará a los fiscalizados a los que se les encuentren y confirmen irregularidades, el nuevo esquema de "scoring" que la AFIP reglamentará junto con los nuevos planes de pagos que se preparan para la era pos blanqueo. Con lo que para regularizar la situación impositiva deberán hacerlo con los planes vigentes o al contado. Para terminar de aplicar el "scoring" el organismo esperará al 17 de abril, cuando tendrán tiempo los que se sumaron al sinceramiento que terminó el viernes pasado para completar las presentaciones de documentos para ser admitidos en los pagos. Luego, la AFIP pondrá en funcionamiento el nuevo régimen de calificación para los 5 millones de contribuyentes que figuran en los listados del organismo. Las 5 notas son "muy bueno", "bueno" "regular" "malo" y "muy malo". La calificación se podrá apelar y de ella dependerá la nota final que tenga la persona física o empresa.

Por ahora, y así será al menos hasta fin de año, para los cumplidores habrá pocos beneficios. Los que tienen desde hace años los impuestos al día y ni tuvieron llamados ni cartas desde la AFIP ni tuvieron que anotarse en el blanqueo, y cumplieron con le trámite del "tapón fiscal", estarán liberados del pago del Impuesto a los Bienes Personales por tres ejercicios: 2016, 2017 y 2018. Para esto no tuvieron que haber ingresado en el blanqueo de 2013, el ultimo impulsado por el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, como tampoco haberse anotado en los planes de facilidades de pagos para empresas y sociedadees con problemas financieros y en condiciones de ser ejecutadas por la justicia a nombre de la AFIP.

Dejá tu comentario