¿La Bolsa de Brasil vuelve a despertar?

Edición Impresa

En 2008-2009 Brasil era sin lugar a dudas el país de moda, su Bolsa más importante, la paulista, continuamente reflejaba nuevos máximos históricos y el gigante sudamericano empezó a ganar fuertes posiciones en el concierto internacional. En dichos años su presidente Lula de Silva era continuamente declarado personaje del año, y prestigiosas publicaciones americanas hablaban del gran milagro brasileño.

Brasil había logrado crecer a tasas chinas en varios años del mandato de Lula da Silva su índice Bovespa se había multiplicado por 9 veces su valor y más aún en términos de dólares, teniendo en cuenta que el real en la década anterior llegó a cotizar 4 reales por dólar, para pasar a niveles de 1,65 real por dólar.

Masiva entrada de flujos de fondos a Brasil, mucha inversión inundó de dólares al mercado brasileño, el real continuamente se apreció llegando al punto de poner un inpuesto para tratar de detener la masiva entrada de dinero a dicho país.

Como siempre ocurre el mercado financiero es el que primero logra su saturación, la euforia lleva a que las cotizaciones bursátiles suban meteóricamente y es precisamente el mercado financiero el que cuando llega a su climax cambia la tendencia no porque los fundamentals hayan empeorado muchas veces siguen mejorando, el mercado cae simplemente porque la subida está exhausta y la psicología optimista llegó a su saturación.

Cuando todo está adentro del mercado, todos comprados, el mercado empieza a caerse o ajustar porque ya los que toman utilidades de las pingües ganancias que entrega el mercado son mayores a los últimos que entran al mercado tardíamente con todas las noticias positivas.

Lula da Silva decía que el año 2010 iba a ser el mejor de la historia brasileña. Brasil logró ser sede de dos de los eventos deportivos más importantes del planeta, el Mundial de fútbol y las Olimpíadas, esto era el gran reconocimiento que Brasil había hecho muy bien las cosas, siendo uno de los motores en la década pasada del crecimiento mundial.

Semanas atrás se dieron a conocer las cifras finales del creciminto de la economía brasileña y las mismas fueron menores al 1%, contrastando con los años dorados de la década pasada con tasas del 5% al 7 %. Muchos asesores e instituciones que en 2008 hablaban de tener a Brasil como alternativa de inversión, cambiaron su visión a fines de 2012 y en este 2013 la recomendación es que hay que subinvertir porque la economía no muestra la fortaleza de otras épocas.

En contraposición, entre los años 2008-2011 había masivas recomendaciones de compra de activos brasileños, en mis cursos por Latinoamérica, Perú, Colombia y México los inversores estaban preguntando siempre sobre las emisoras brasileñas, Petrobras, y el ETF de Brasil, el EWZ pasaron a ser los activos de moda, mientras que el BRIC también tuvo su auge años atrás BRIC (Brasil, Rusia, India China) eran los mercados que todo inversor quería en donde teóricamente la ganancia estaba asegurada por el auge de sus economías.

Como siempre ocurre, el masivo reconocimiento es un síntoma de techo no de piso, y cuando las recomendaciones de compra son generalizadas, las noticias son eufóricas como tuvo Brasil en todo el período 2007-2011, generalmente no suele ser compra de activos sino de venta, el mercado es anticipación y en este caso nuevamente se dio el fenómeno.

El techo del Bovespa y de todos los componentes del BRIC ocurrió entre el año 2007-2008, la mayoría en abril y mayo de dicho año, en el caso del Bovespa que nos ocupamos ocurrió en el mes de mayo de 2008 en niveles de 73.920 reales, y el EWZ en niveles de 102,20 dólares. Todos sabemos que hubo una gran crisis en 2008, la americana, que hundió a todas las Bolsas del mundo. Pero hoy sabemos que EE.UU. está en su índice Dow arriba de los años 2007-2008. Recuperó todas las pérdidas, el Nasdaq está arriba de los máximos de 2007-2008 (no de 2000) y el S&P 500 está en los niveles del 2000 y recuperó el 97% de las pérdidas de 2008.

Todos los promocionados BRIC, están muy lejos de repetir la performance del Dow y del S&P 500 de 2008 a esta parte, en el caso de Brasil el Bovespa se encuentra en 58.000 puntos en términos de rales un 23% debajo de sus máximos de 2008 y en dólares el EWZ y el ETF que sigue la Bolsa de Brasil en dólares cotiza en niveles de 57 dólares, esto es un 4 % debajo de los picos del año 2008.

El Bovespa para regresar a los niveles de 2008 debe subir en reales un 27,5%; y en dólares debe subir un 75%.

La gran caída de 2008 llevó a que el Bovespa pasara de niveles máximos de 73.920 a niveles mínimos de 29.435 puntos en 10/08, el EWZ de niveles máximos de 2008 de 102,50 a niveles mínimos 26,50 esto fue una caída del 75 % en dólares y del 60% en reales.

El tan promocionado Brasil brindó rendimiento negativo en 2008, positivo en 2009 y 2010, pero en 2011 y en 2012 nuevamente brindó rendimientos negativos, es decir el que hubiera comprado en el año 2007-2008 con medios de prensa hablando del gran despegue del Brasil, ha tenido un año muy malo con pérdidas del 70% de sus activos en dólares, dos años de recuperación y ultimos dos años muy malos, en general está bien abajo en sus inversiones para todos aquellos que compraron en los años dorados de 2007-2008.

Brasil en 2008 recibe el investment grade como país seguro para invertir con un Bovespa en 72.000 puntos, hoy 5 años después el Bovespa se encuentra un 23% debajo de dichos valores, ni hablemos de la acción más importante de Brasil, Petrobras, que llegó a valer 15 dólares semanas atrás luego de alcanzar niveles máximos de 77 dólares en mayo de 2008, todos los que invirtieron en Petrobras, una de las petroleras más grandes del mundo, hoy claramente está perdiendo dinero igual que la mayoría que invirtió en el EWZ en los años dorados de 2007, 2008. Lo curioso es que la prensa siguió hablando maravillas en Brasil en 2010, 2011 y parte de 2012. Recién en 2012 se habló de un aterrizaje de la economía, mientras su Bolsa ya había colapsado en los años previos y nunca pudo recuperarse anticipando la caída en la economía.

Los mercados son curiosos, cuando los mercados empiezan a sonreír aún la economía está mal, y al revés los mercados empiezan a tener mal comportamiento dentro de una economía rozagante porque anticipan y reflejan lo que va a venir, es decir, de bien para mal. Toda la gran caída bursátil y lateralización de Brasil sin ser negocio desde 2007-2008 ha hecho que el tan promocionado país que era opción número 1 de inversión en mercados emergentes y latinoamericanos se recomendaba como overweigh, hoy luego de los malos rendimientos de los últimos dos años sea underweigh.

Muy interesante es ver nuevamente cómo un patrón de triángulo que empezó el Bovespa en 2007-2008 se ha ocupado de limpiar la euforia brasileña de una opción número 1 para invertir a considerar que ahora Brasil no es una opción para invertir, otra opción como México, EE.UU., Chile, Perú han sido opciones mejores que Brasil para invertir, sin embargo, algo está cambiando en las gráficas y esto puede marcarnos el despertar del mercado brasileño.

Decíamos que Brasil debía corregir tanta euforia y que no era opción para invertir en los últimos años, ahora nuestra opinión ha cambiado, creemos que la gráfica nos está mostrando que la larga y tediosa consolidación en triángulo de Brasil está terminando puede empezar su Bolsa a rendir arriba del promedio este 2013- 2014 y quizás hacer techo de euforia en 2015 entre el Mundial del fútbol y las Olimpíadas de 2016.

En el gráfico que se acompaña se puede observar el gráfico de largo plazo del Bovespa, en el conteo de largo plazo claramente los techos del año 2008 fueron techos de fase 3 de largo plazo o 3 de 3 de la serie iniciada en la crisis de 1995, claramente la corrección es posición 4, independientemente del grado de la serie desde 1995 creemos que es 4, el patrón más común en ondas 4 es un triángulo y es lo que desarrolló claramente el Bovespa, aún más éste podría haber desarrollado un triángulo dentro de un triángulo, esto es movimientos cada vez menores contractivos, los triángulos tienen cinco movimientos si el triángulo es contractivo cada movimiento es menor que el anterior. Los cinco grandes movimientos del Bovespa fueron caídas de 2008, recuperación hacia 2010 hacia un techo menor de 2008, caída del 2011 a un piso superior al 2008, recuperación al 2012 a un techo menor que la del 2010 caida al 2012, a su vez el quinto movimiento que nosotros ponemos en letras ABCDE, la onda E a su vez ha sido un triángulo en contracción, el triángulo dentro del triángulo podría haber llegado a su fin.

Si nuestro conteo es correcto la larga y tediosa contraccción triangular del Bovespa llegó a su fin su onda 4 ) o fase 4 llegó a su fin y una fase 5 alcista de varios años está a punto de comenzar esto es un movimiento a nuevos máximos históricos del Bovespa con objetivo de 90.000-100.000 e inclusive mayores para los próximos años como parte de la fase 5 de la serie desde 1995. La recuperación evidenciada en las últimas semanas tanto en el Bovespa como en el EWZ como en Petrobras podrían ser parte de una nueva y prolífica tendencia alcista.

La superación de 58 dólares en el EWZ de 60.000 puntos en el Bovespa primero y 63.500 después y y de niveles de 20 en Petrobras pueden estar confirmando que los pisos que vimos son sólidos y podrían haber marcado el final de una corrección de largo plazo con el fin de limpiar la gran psicología positiva reinante en los últimos años.

Si bien muchos datos económicos son más débiles que años previos, los mismos fueron anticipados por el mal comportamiento del mercado, ahora que la psicología mutó a Brasil, el mercado podría ya haber limpiado lo suficiente y estar listo para retomar su bonanza de mediano y largo plazo. Veremos..

Dejá tu comentario