La Bolsa sugiere y el mercado grita

Edición Impresa

Tal vez una de las mejores señales de lo que está ocurriendo en el mercado sea la llamativa ausencia de comentarios en gran parte de la prensa. Es que en cierto nivel de temor muchos creen que si no se habla de las cosas éstas pueden desaparecer o al menos no crecen (negación).

Hace una semana el Banco y la Comunidad Europea pisotearon su prestigio lanzando un gigantesco plan de rescate para fortalecer la moneda común. En el ínterin el dólar avanzó un 2,33% al máximo en más de doce meses frente a las principales monedas; el oro trepó un 1,44% a u$s 1.227,4 por onza aunque en conjunto los commodities retrocedieron casi un 3% y la tasa de los bonos del Tesoro quedó en 3,44% anual, prácticamente en el mismo nivel que cerró el viernes previo. Si algo sugieren estos fenómenos es que la búsqueda de un lugar seguro donde colocar el dinero no amainó a pesar de la megapromesa europea. Se podría objetar que las acciones tuvieron una semana ganadora en casi todo el planeta, lo que habla de cierta confianza a futuro. Pero puede que la suba no haya sido más que una respuesta al exceso de liquidez comprometida, un ajuste al incremento inflacionario que esto implica o una simple sobre reacción. Es cierto que el Dow terminó la semana del lado ganador (2,31%) pero en 10.620,16 puntos: a) quedó lejos de los 10.952,84 que alcanzó el jueves y b) con el 1,51% que cedió el viernes marcó el séptimo retroceso de las últimas nueve ruedas.

Veremos en estos días quién tiene razón, si las acciones o el resto del mercado financiero. Mientras, los problemas de las tarjetas de crédito, los datos auspiciosos de la economía, los buenos balances, etc., pasaron a un tercer plano.

Dejá tu comentario