La Corte venezolana falló a favor de reprimir protestas antichavistas

Edición Impresa

  Caracas - El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela (TSJ), acusado por la oposición de servir al Gobierno de Nicolás Maduro, divulgó ayer una sentencia que prohíbe las manifestaciones en los alrededores de las sedes de la Corte Nacional Electoral (CNE) como las que viene realizando la Mesa de la Unidad Democrática para presionar por la convocatoria del referendo revocatorio del mandatario.

La decisión del TSJ insta además a la Guardia Nacional Bolivariana y a la Policía Nacional a "adoptar las medidas de seguridad permanentes" en las sedes del CNE de toda Venezuela con el fin de "impedir los actos no autorizados, marchas, protestas, concentraciones no permisadas y manifestaciones violentas, convocadas por las organizaciones políticas y civiles". Algo que fue interpretado por opositores como una autorización para reprimir sus protestas.

El máximo tribunal aprobó la medida cautelar interpuesta por funcionarios del CNE, acusados por la MUD de responder al chavismo, quienes piden protección ante las movilizaciones convocadas por la alianza opositora a fin de obtener una respuesta sobre el referendo revocatorio presidencial solicitado hace tres semanas.

Los miembros del ente electoral alegan que fueron expuestos a "situaciones de riesgo que amenazan y en ocasiones llegan a violar nuestro derecho al libre tránsito, al trabajo y a la protección del Estado", según expresa la sentencia. La solicitud llegó luego de que el jefe de la comisión designada por Maduro para la revisión de la solicitud de referendo, Jorge Rodríguez, instara a las rectoras del CNE a solicitar una medida de protección.

El dirigente opositor venezolano Henrique Capriles aseguró ayer en su cuenta de Twitter que pese a la medida cautelar de la Corte Segunda Contencioso Administrativo, "igualito" acudirán al CNE "a exigir cumplan la Constitución".

Por el contrario convocó a una nueva movilización nacional para mañana a las sedes del Poder Judicial para rechazar el fallo del TSJ. "El día miércoles todo el pueblo venezolano se va a movilizar para exigirle al Poder Judicial respeto a la Constitución. Los magistrados no están por encima de la Constitución", dijo el dos veces candidato presidencial.

El también gobernador del estado Miranda aseveró que "ningún venezolano tiene por qué acatar una decisión que va contra la Constitución" y que irán hasta la sede del CNE "todas las veces" que consideren "necesarias para que ellos cumplan con los artículos que están en la Constitución y con su obligación".

Por su parte, el vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), el diputado Diosdado Cabello, afirmó que no darán concesiones a los opositores frente a su solicitud para un referendo revocatorio, y exigirán que se cumplan los plazos de este trámite

"Este año es imposible que aquí en Venezuela haya un referendo, pueden decir lo que quieran", dijo en rueda de prensa para reiterar que, según sus cuentas, el trámite para que se convoque un revocatorio requiere de 243 días. "No haremos ninguna concesión. No les vamos a dar opciones de ningún tipo", agregó.

Asimismo Cabello indicó que exigirán al Consejo Nacional Electoral (CNE) que entregue la información de quienes son los que suscriben el revocatorio, porque, sostuvo, es necesario que el chavismo conozca a quienes quieren revocar al jefe de Estado.

Agencias EFE, DPA y ANSA

Dejá tu comentario