La oposición define ataque a las “cajas” del Gobierno

Edición Impresa

La oposición terminó de darse cuenta la semana pasada (un poco tarde ya que tiene mayoría en Diputados desde diciembre pasado) de los puntos débiles que más puede hacerle doler al Gobierno. Fue una sorpresa para muchos radicales, peronistas federales y diputados de la Coalición Cívica el nivel de beligerancia que mostró el kirchnerismo frente a dictámenes de proyectos como el que fija el 82% móvil para los haberes jubilatorios o elimina los superpoderes. Nunca el oficialismo había reaccionado con tanta furia frente a un avance opositor.

De ahí que los bloques opositores comiencen a hacer sintonía fina ahora con su estrategia para evitar errores como los que generan cuando avanzan en Diputados y el Senado al mismo tiempo y por los mismos temas. Sucedió hasta con la ley para el 82% móvil, que tuvo dictamen en las dos cámaras al mismo tiempo, aunque en el Senado el avance sea mayor ya que la oposición consiguió allí una preferencia.

Mañana toda la oposición reeditará en las oficinas del bloque radical de Diputados la cumbre que tuvieron hace una semana en el Senado. Con Gerardo Morales, Ernesto Sanz y Oscar Aguad por la UCR; Elisa Carrió, Federico Pinedo, el Peronismo Federal y los socialistas diagramarán el esquema de confrontación con el Gobierno. Ya no es un secreto: irán tras el control de todas las cajas oficiales, el punto que mas le duele (comprobadamente) al Gobierno, y de ahí que en la lista se incorpore una reducción en las retenciones a las exportaciones agropecuarias de soja y eliminación para las de trigo y maíz.

Esa poda se hará a través de una ley, complementada con el bloqueo que la oposición quiere hacer a la renovación de las facultades delegadas que vencen el próximo 24 de agosto.

Entre ellas está la de fijar aranceles a las exportaciones; si el Gobierno las pierde porque no consigue el número para renovarlas las retenciones quedarán en el actual nivel, pero la oposición podrá luego debatir una ley para reducirlas.

En la reunión de mañana definirán también la reforma de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario y la posible convocatoria a Martín Redrado como ex secretario de Relaciones Económicas Internacionales para que testifique sobre las relaciones comerciales entre Argentina y Venezuela.

Redrado debe ir a la Comisión de Relaciones Exteriores de Diputados para explicar como testigo por su participación en el diseño del fideicomiso para la venta de maquinaria agrícola argentina a cambio de fuel oil venezolano.

Estrategia

También se pondrá sobre la mesa la estrategia para aprobar la suba de haberes previsionales al 82% móvil.

Si bien ya consiguieron dictamen en el Senado y Diputados la estrategia es que todos los temas salgan de Diputados, ya que debido a la holgada mayoría que tienen allí podrían tener mayor margen en caso de que el Senado modifique el proyecto. El problema es que en esa cámara el trámite está mas avanzado por la preferencia aprobada la semana pasada.

El freno a ese proyecto es que Diputados aún no convocó a la Comisión de Presupuesto y Hacienda presidida por el oficialista Gustavo Marconato y que necesariamente debe emitir despacho sobre el proyecto antes de bajar al recinto.

Ese tema puede desatar una crisis. La oposición decidirá hoy si amenaza a Eduardo Fellner con volver a elegir autoridades de comisiones si Marconato no convoca a Presupuesto y Hacienda para dictaminar sobre el 82% móvil. Tienen el número suficiente para hacerlo y ya han comenzado algunas represalias como no respetar un acuerdo con el kirchnerismo para cederle la presidencia de la Comisión Bicameral de Seguimiento de los Organismos de Inteligencia que ahora quedará en manos de la pampeana Irma García del Peronismo Federal.

Tampoco estará afuera de las discusiones un tema que divide a la oposición: matrimonio gay. El Senado se prepara para tratar el proyecto que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo el miércoles 14 de julio.

El martes la Comisión de Legislación General deberá emitir un dictamen para tratarlo pero ya existen proyectos alternativos como los de Adriana Bortolozzi o Sonia Escudero, ambas aliadas opositoras, sin mencionar el de Liliana Negre de Alonso que se opone directamente a la ley sancionada en Diputados.

Dejá tu comentario