“La pobreza y la desigualdad son las mismas que las del 90”

Edición Impresa

Para el economista Leonardo Gasparini, «las estadísticas actuales de pobreza y desigualdad no difieren mucho de las de la segunda mitad de los 90». Es así como los seis años de expansión económica y la disminución en el desempleo no se tradujeron en una mejora en los indicadores sociales.
Gasparini, que se doctoró en Princeton, es director del Centro de Estudios Distributivos Laborales y Sociales de la Universidad de La Plata, en donde a su vez dicta varios cursos en la carrera de Economía. En diálogo con este diario sostuvo que con la prolongación de la crisis internacional «es natural esperar un aumento del desempleo importante» en la Argentina.
Periodista: ¿Qué escenario vislumbra para el resto del año en el mercado de trabajo?
Leonardo Gasparini: Veo un escenario difícil. Si la crisis empieza a ceder hacia fin de año, es posible que el impacto en términos de empleo sea ligero. Pero las perspectivas de la crisis mundial parecen ir más allá de 2009 con lo que es natural esperar un aumento del desempleo importante.
Impredecible
P.: ¿Cuán mala puede tornarse la situación?
L.G.: Nadie pudo prever con precisión esta crisis y nadie puede predecir con certeza cuán profunda va a ser. Ante esta incertidumbre es muy aventurado arriesgar pronósticos. Así como el mundo nos empujó para arriba en el último lustro ahora nos está tirando para abajo, sumado a los errores propios. Pero como no sabemos hasta dónde puede caer el mundo, no podemos prever hasta dónde podemos hacerlo nosotros y nuestro mercado laboral.
P.: Antes de que se sintiera el impacto de la crisis, el empleo dejó de crecer al
ritmo como lo hizo en las primeras etapas de la recuperación. ¿Se llegó al desempleo natural de la Argentina?

L.G.: En realidad hoy la pregunta es si podemos quedarnos, dadas las actuales circunstancias, en los niveles de desempleo de 2008. Parece improbable dadas las perspectivas económicas negativas para 2009. Hay indicios muy fuertes de contracción. En ese escenario es posible mantener la tasa de desempleo estable sólo con mucho esfuerzo y sólo por poco tiempo.
P.: ¿Qué factores incidieron en el aumento de la pobreza desde 2007?
L.G.: No estoy muy seguro de que la pobreza haya aumentado desde 2007. Desde luego que no creemos en las estadísticas oficiales, que señalan una enorme caída. Pero nos parece también difícil pensar en un aumento fuerte de la pobreza en un escenario de crecimiento real (como lo fue 2007 y parte de 2008) sin un deterioro distributivo claro. Nuestras estimaciones indican una tasa de pobreza estable desde 2007. Las predicciones para 2009 son naturalmente más negativas.
Limitaciones
P.: En un trabajo suyo reciente concluye que la pobreza actual es similar a la de los 90, aunque el nivel de actividad y de empleo son mayores que los de esa década. ¿A qué se debe la actual situación?
L.G.: La recuperación económica del último lustro sirvió en materia social para recuperarse de la crisis y no mucho más que eso. En materia de pobreza y desigualdad las estadísticas actuales no difieren mucho de las de la segunda mitad de los 90, un período caracterizado por las dificultades en materia social. Hay varias razones que pueden explicar este fracaso en avanzar más: la debilidad de las políticas sociales, efectos perdurables de la crisis y de la devaluación, falta de políticas y mecanismos para aumentar la productividad de los menos calificados y las dificultades para contener la inflación, entre otros.
Entrevista de María Iglesia

Dejá tu comentario