Las tarifas amenazan ya meta de precios en 2018

Edición Impresa

Habrá aumentos en febrero, abril, mayo, agosto y octubre, y todavía falta definir fecha y monto para el transporte en Capital y GBA.

"La continuidad del programa de ajustes tarifarios durante el año próximo torna casi imposible el cumplimiento de las metas fijadas por el Banco Central, de 10% más menos 2%", indicó el Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE) de la Universidad de Belgrano.

El reporte firmado por Víctor Beker, director del Centro, afirmó que "mientras la inercia de los precios y los aumentos de tarifas anunciados tornan difícil que el año concluya con una inflación inferior al 23%, el Banco Central opta por aspirar a un objetivo de menor envergadura que el que se había fijado inicialmente: en vez de bajar la inflación a 17% anual, se conforma con consolidar una expectativa de precios declinante".

Añadió que "lo propio podría repetirse en 2018" y que "la entidad monetaria se arriesga, de este modo, a experimentar un segundo fracaso en su programa de metas de inflación si no las rectifica y adopta guarismos más realistas".

El pronóstico se refiere al cronograma de aumentos ya pautados en los servicios públicos para 2018, a los que falta agregar lo que ocurrirá con el transporte público en Capital Federal y Gran Buenos Aires, tema sobre el que todavía no hay precisiones de fechas y montos.

En febrero, volverá subir el precio mayorista de la energía en todo el país. Pasará de $876 a $ 1.077 con un alza del 22,9%. Por efecto de ese aumento y por la última etapa de la suba para Edenor, Edesur y el transporte, el ENRE estimó que en Capital Federal y Gran Buenos Aires durante el segundo mes del año, las facturas del 90% de los hogares se incrementarán un 18%, mientras el 10% restante sufrirá un incremento del 28%, y las industrias pequeñas y comercios pagarán un 15% más.

En agosto, la parte de la tarifa eléctrica que corresponde a Edenor, Edesur y transportistas (en este último caso con alcance nacional), volverá a aumentar por la aplicación de una fórmula que contempla el impacto de la inflación sobre los ingresos de esas prestadoras.

En octubre, habrá una nueva suba en el precio de la energía mayorista en todo el país.

En abril, el valor del gas pasará desde u$s4,19 a u$s4,68 por unidad, con un alza del 11,7%, y habrá otra etapa de adecuación de los márgenes de transporte y distribución, por lo que se estima un aumento promedio del 40% en todo el país. En octubre, volverá a subir el gas en dólares: desde u$s4,68 a u$s5,26 , un 12,4% más, y se ajustarán por inflación los ingresos de las prestadoras.

En mayo subirán las tarifas de AySA en un porcentaje todavía no definido, y durante todo 2018 el precio de los combustibles dependerá de la cotización internacional del petróleo, sobre todo si ésta sube.

Dejá tu comentario