4 de noviembre 2016 - 00:00

Levantan secreto bancario de cuatro fundaciones PRO en causa contra Michetti

Una testigo dijo que el dinero aportado “debía ser en efectivo”, en el marco de una cena informal. Confirman que no hubo entrega de recibo ni registro de donación.

levantamiento. El juez Ariel Lijo ya había decidido levantar el secreto bancario para SUMA; ahora lo extendió al resto de ONG del PRO.
levantamiento. El juez Ariel Lijo ya había decidido levantar el secreto bancario para SUMA; ahora lo extendió al resto de ONG del PRO.
El juez federal Ariel Lijo libró ayer oficio al Banco Central de la República Argentina (BCRA) para que entidades bancarias informen todas la cuentas que poseen las fundaciones del PRO, "Pericles", "Formar" y Fundar Seguridad y justicia, investigadas en la causa por el origen de los fondos que fueron robados de la casa de la vicepresidente Gabriela Michetti. Mientras continua la ronda de declaraciones testimoniales, el magistrado adoptó la misma resolución sobre el resto de las ONG denunciadas ya que mismo criterio había adoptado para SUMA, la fundación que preside la vicepresidente y cuyas donaciones quedaron bajo la lupa de la justicia.

La Fundación Pericles está dirigida por Fabián Rodríguez Simón, estrecho colaborador del presidente Mauricio Macri; la Fundación Formar encabezada por el ministro de Transporte de la Nación Guillermo Dietrich y la Fundación Fundar-Justicia y Seguridad de Burzaco. Todas apuntadas en la causa.

Cuando declaró en forma espontanea, Michetti dijo que los $ 200 mil pertenecían a donaciones que se realizaron a la Fundación SUMA que ella preside y unos $ 45 mil que eran para una refacción en la casa. Los otros 50 mil dólares son supuestamente de un préstamo de su novio, Juan Tonelli. Los diputados por el Frente para la Victoria Rodolfo Tailhade y Juan Cabandié denunciaron que la Fundación SUMA tenía serias irregularidades y que junto a las otras fundaciones podrían ser usadas para el financiamiento ilegal de la política. Lijo ya había dispuesto que se levantara el secreto bancario sobre las cuentas de la Fundación SUMA y dispuso similar medida respecto de las otras.

También requirió a la Unidad de Información Financiera (UIF) que envíe al juzgado los reportes de operaciones sospechosas que tuvieran las fundaciones.

A la vez, en la causa declaró Claudia del Valle Nunia, una amiga de la hermana de la vice que también hizo una contribución de dinero a SUMA, en la etapa previa a la gala de fin de año para la que se supone que estaban destinados los fondos que fueron robados de su casa. La testigo replicó que la convocatoria a donar fue realizada en una cena informal. Pero allí aclaró que se le informó que el dinero a donar "debía ser en efectivo", aunque con fines benéficos. Aseguró que aportó dinero proveniente de sus honorarios profesionales. "Todo fue verbal. Silvina (Michetti, hermana de la vice) en ese momento me dijo que cuando la Fundación rindiera cuentas de esa donación, iba a ser la propia Fundación la que me extendiera el recibo", sostuvo en su declaración Nunia, según el documento al que accedió Ámbito Financiero. "Yo no le iba a pedir un recibo a mi amiga", agregó. "no, no me entregaron ningún recibo", confesó a preguntas del juzgado, incluso sobre otros de los aportantes.

Del mismo modo, compareció Marta Ofelia Mangas, una empleada de la Municipalidad de Esteban Echeverría, pero que ahora es secretaria técnica del bloque Cambiemos. También dijo ser amiga de la hermana de la vice y haber donado $ 5 mil en efectivo ante un pedido en una cena informal.

Gabriel Morini

Dejá tu comentario