Llegar al 40%, la meta ahora de la fórmula Filmus-Tomada

Edición Impresa

• Cambio de estrategia: nada de marchita, mucho en los medios y pensar en el 14 de agosto

Superar largamente el 27,78% de los votos y llegar lo más cerca posible al 40%. Pensar más en el 14 de agosto que en el 31 de julio. Éstas son las máximas que Daniel Filmus, Carlos Tomada y la Casa de Gobierno se fijaron ayer para el balotaje. La fórmula logró del ala política kirchnerista ayer una venia no menor: la campaña la seguirán manejando el senador, el ministro de Trabajo y sus equipos. Ni Olivos ni La Cámpora o cualquier otra agrupación intervendrá en la estrategia.

Más allá de algún aporte (como el del propagandista oficial Fernando Braga Menéndez), la suerte de Filmus-Tomada dependerá de ellos.

Según el análisis de ayer, con los ruidos de la derrota del domingo a la noche apagados, la situación sería menos dramática que lo estimado originalmente. Para esto, se parte de una realidad: es utópico vencer a Macri. Ahora, la meta del FpV será superar rápido el 27,78% y avanzar lo más cerca del 40% y para garantizar un piso de ese nivel para las primarias de agosto. Si esto se consiguiera, aventuran desde el oficialismo, el FpV podría vencer en la Capital Federal y llegar a colocar en octubre no menos de tres diputados nacionales. Como en 2009 sólo ingresó Carlos Heller, este resultado sería tomado como un éxito. Ingresarían Roberto Feletti, María del Carmen Bianchi y el camporista Andrés «Cuervo» Larroque.

Desde hoy la campaña cambiará radicalmente para lograr el objetivo marcado. «Para empezar, se acabó la marcha peronista», reflexionaba ayer una alta fuente de la fórmula porteña del FpV. «Casi ningún acto importante. Muchos medios y presencia en las calles», continuaba la explicación. Además, se buscará nacionalizar el discurso, ya que «evidentemente no hay mucha intención de escuchar nuestras propuestas de gestión». El FpV buscará pegarse lo máximo posible a la figura de Cristina de Kirchner, pero se descarta que no habrá un apoyo explícito con presencia física de la jefa de Estado.

Tecnópolis

La campaña comienza este viernes 15 de julio. Ese día, si se llega a tiempo, se inaugurará en Villa Martelli la demorada feria Tecnópolis. Allí desde Olivos le prometieron a la fórmula Filmus-Tomada un lugar protagónico y un discurso de la jefa de Estado bendiciendo el camino hacia el 31 de julio. Luego de este evento, comenzarán otra vez las mediciones oficiales sobre las intenciones electorales en la Capital.

Según los colaboradores de la fórmula opositora porteña, la meta inmediata será cooptar el 20% de los votos porteños que según las encuestas no fueron para Filmus y nunca votarían a Macri. Por allí están los electores de Pino Solanas, Jorge Telerman y la izquierda. «Un 10% de éstos puede ser nuestro», aseguraba optimista la fuente, que también aventuraba que posiblemente pueda haber contactos directos inmediatos con Jorge Selser, el candidato de fórmula de Solanas que había confesado que en segunda vuelta votaría a Filmus y no a Macri.

El Ministerio de Defensa de Nilda Garré también prometió ayer su aporte: se profundizará la presencia de fuerzas de seguridad en el sur porteño, una estrategia que según el FpV dio réditos electorales. Según los datos del acto del domingo, en el sur fueron sólo cinco puntos porcentuales los que separaron a Macri de Filmus.

Hay más especulaciones. «Las vacaciones de invierno terminan justo el día de las elecciones (31 de julio). Eso afecta más a los votantes de Macri que a los nuestros». «Nada de carpetazos. Está demostrado que la agresión y las operaciones alejan votantes, sobre todo medios». «No creo que hagamos debates. Macri no va a venir y lo de la silla vacía ya no rinde». «Nos va bien con las propuestas de igualdad de sexo y género, iremos por ahí». «Mostrar a Carlos (por Tomada) trabajando como ministro», son algunas de las ideas que circularon ayer entre ambos candidatos.

Dejá tu comentario