Lluvias frenan la siembra

Edición Impresa

El cuadro adjunto muestra la proyección de resultados para la zona sudeste de Buenos Aires sobre la base de los precios estimados a cosecha 2011. Se presentan las cifras para los cultivos realizados por administración en campo propio, y bajo la forma de porcentaje o arrendamiento en campos de terceros.

La zona sudeste ya se encuentra en plena época de siembra para el trigo, pero el clima lluvioso viene retrasando la siembra. Se vienen produciendo lluvias intermitentes hace algunas semanas que interrumpieron la siembra de variedades de ciclo largo, cuya época ideal finalizó a fin de junio.

La fecha actual es óptima para la siembra de variedades de ciclo intermedio. En general, a medida que se atrasa la siembra y se utilizan ciclos más cortos, se pierde potencial de rinde, que es máximo con las variedades de ciclo largo para la zona.

Al cierre de esta nota se registraban lluvias, y los pronósticos marcaban una mejoría para la semana próxima.

Si bien se estimaba que el área por sembrar sería similar a la del año pasado o algo más alta, en la práctica no se advierte esta tendencia. Sólo quienes siembran en campo propio planificaron un aumento leve en la superficie, pero el retraso mencionado puede hacer cambiar esos planes, y parte de la superficie puede ser destinada a girasol. Las mayores dudas con el trigo están en el precio a cosecha y en el mercado intervenido, además del aumento en algunos rubros del costo directo, como laboreos y fertilizantes.

Los resultados proyectados del cuadro adjunto muestran números poco atractivos para trigo sembrado en campo propio, y quebranto para siembras en campo arrendado.

Las proyecciones del cuadro adjunto para siembras en campo arrendado que se estimaron con un precio de arriendo de 220 u$s/ha muestran quebranto en soja para el rango de rindes presentado. Sólo hay algo de rentabilidad con rindes altos en girasol y maíz. El rinde de indiferencia para soja de 1ª para cubrir costos totales es en este caso de 27 qq/ha. El rinde de indiferencia para girasol es de 22,5 qq/ha. Para siembras en campo propio, el girasol se presenta como una alternativa interesante, pero con quebranto para rindes bajos, mientras que la soja muestra resultados algo más bajos que el girasol con rindes altos, pero positivos en rindes bajos. El rinde de indiferencia para maíz es de 69 qq/ha, pero este cultivo presenta mayores riesgos de déficit hídrico en el mes de enero, en el cual se produce la polinización.

Los tiempos para lograr alguna reactivación en la superficie por sembrar con trigo, en una zona triguera por excelencia, depende de anuncios concretos respecto de la liberación del mercado de exportaciones y de una baja en las retenciones. Pero los tiempos son cada vez más cortos, y no será fácil alcanzar las proyecciones de producción con la superficie sembrada hasta el momento.

Dejá tu comentario