Logró Scioli quebrar a gremios docentes

Edición Impresa

 Buenos Aires - Tras un cruce ayer de gestos conciliadores entre Daniel Scioli y los gremios docentes, el Gobierno bonaerense y los dirigentes volverán a reunirse hoy en paritarias, donde habrá una nueva propuesta oficial. Anoche, ambas partes hablaban de «un cambio en los ánimos» e, incluso, de la posibilidad de un acuerdo inminente.
En las últimas horas, Scioli logró quebrar a los sindicatos de los maestros, que ayer anunciaron una suerte de tregua en materia de huelgas para favorecer las conversaciones.
Frente a esa nueva postal -en medio del malestar social por la escalada de paros docentes y ante la postura oficial dura en materia de negociaciones desplegada esta semana-, el mandatario volvió a convocar a los dirigentes del combativo sector, que ayer concluyó una medida de fuerza de 48 horas.
El nuevo encuentro paritario se producirá hoy a las 12 en la cartera de Trabajo provincial. Allí, el Gobierno concretará una nueva propuesta salarial.
«Cambiaron los ánimos y hay posibilidades de un mejor diálogo», se esperanzaron anoche desde el entorno de Scioli ante este diario.
«Si nos llaman es porque van a incrementar la masa salarial», dijeron fuentes gremiales. Los maestros reclaman que se destinen para ese fin $ 1.200 millones, contra los $ 970 millones ofertados hasta el momento por el Gobierno.
Señal
En un intento de oxigenar las desgastadas relaciones, el mandatario confirmó además que el jefe de Gabinete provincial, Alberto Pérez, «se pondrá a cargo de las negociaciones» paritarias, aunque seguirán siendo parte de las conversaciones el director general de Escuelas, Mario Oporto, y el titular de la cartera de Trabajo, Oscar Cuartango.
«Voy a instruir a Pérez para que lleve adelante en las próximas horas todas las acciones que sean necesarias para poder destrabar este conflicto», dijo. Pero insistió en que las conversaciones se concreten «con los chicos en las aulas y fuera de los conflictos».
«Pérez no comandará las negociaciones ni reemplazará a nadie; los gremios plantearon la necesidad de cambiar el espíritu de las negociaciones», argumentaron fuentes gubernamentales.
En las últimas horas, y frente a la dureza mostrada por la administración bonaerense, los dirigentes gremiales habían pedido que el propio Scioli encabece las negociaciones. «Scioli se puso a la cabeza de la negociación», devolvió Pérez.
Ayer, los maestros nucleados en el Frente Gremial docente dieron un paso más, al anunciar un compás de espera en las medidas de fuerza, a la espera de una nueva convocatoria del Gobierno provincial.
«Teníamos votados paros y movilizaciones para la semana próxima, pero no las vamos a convocar ahora con el fin de propiciar el diálogo», aseguró Roberto Baradel (secretario general de SUTEBA). «Tenemos la voluntad de destrabar el conflicto y resolverlo; esperamos que el gobernador nos convoque a paritarias», enfatizó.
Por las dudas, el calendario sindical contempla sin embargo un nuevo encuentro el próximo lunes del Frente Gremial «para evaluar la situación». La última oferta salarial, desplegada por el Gobierno el pasado lunes, no fue aceptada por los docentes, al no representar un incremento en la masa salarial.
A la espera de los resultados de las conversaciones con los docentes, en tanto, pasó a un cuarto intermedio hasta el lunes la reunión paritaria convocada ayer con los estatales, donde habrá una oferta superadora. Los trabajadores agrupados en la CTA cumplieron la segunda jornada de paro por demandas salariales, con advertencias de nuevas medidas de fuerza si el Gobierno no mejora «considerablemente» su propuesta salarial.
En sintonía con la huelga de 48 horas de estatales y docentes, también pararon ayer los médicos y profesionales de la Asociación de Profesionales de la Salud de la provincia de Buenos Aires (CICOP) y los judiciales.

Dejá tu comentario