27 de marzo 2009 - 00:00

Londres: joven de 13 años fue engañado y no era padre

Alfie Patten tiene 13 años y mide 1.20. Fue engañado por su novia Chantelle, de 15 años, quien había asegurado que él era el único chico con el que había estado.
Alfie Patten tiene 13 años y mide 1.20. Fue engañado por su novia Chantelle, de 15 años, quien había asegurado que él era el único chico con el que había estado.
Londres - Saltó a los titulares en todo el mundo al convertirse en papá, pero ahora parece que el joven inglés de 13 años Alfie Patten no es el padre biológico de su supuesta hija. Según informó ayer el diario Daily Mirror, las pruebas de ADN descartan que Alfie, de 1,20 metro de altura, es el padre de la pequeña Maisie. Las pruebas se realizaron después de que varios muchachos se vanagloriaron de haberse acostado también con la novia del chico, Chantelle, de 15 años. El caso desató una nueva discusión en Reino Unido sobre los embarazos de adolescentes que saltó hasta la esfera política. Incluso el líder de la oposición, David Cameron, llegó a hablar de una decadencia moral, después de que los padres de Alfie contaron a la opinión pública la historia de la prematura paternidad de su hijo.
Chantelle quedó embarazada a la edad de 14 años porque olvidó tomarse la píldora. En aquel entonces, afirmó que Alfie era «el único chico con el que había estado». Alfie tenía sólo 12 años. Ambos estaban en contra de un aborto y en un principio trataron de ocultar el embarazo a sus padres.
Rumores
Pero más tarde, a la madre de Chantelle no le pasó inadvertida la panza de su hija. Alfie contó a la prensa amarilla británica cómo fue cuando su madre lo descubrió: «Llegaron los problemas. Queríamos quedarnos con el bebé, pero estábamos preocupados por cómo reaccionaría la gente», explicó. Aunque no tenía idea de lo que significaba ser padre, Alfie aseguró después del nacimiento de Maisie, en febrero, que «sería bueno y se preocuparía por el bebé».
Pero entonces, los rumores destrozaron el ilusorio idilio. Poco a poco fue saliendo a la luz media docena de muchachos adolescentes que afirmaban haberse acostado con Chantelle. Pero la novia menor de edad de Alfie lo negó todo: perdió su virginidad con Alfie y sólo lo quería a él. También el niño declaró que llevaba dos años con Chantelle: «Tengo que ser el padre».
Sin embargo, según el Mirror, la adolescente confesó poco después a su hermanastra Jodie que en realidad el padre podía ser cualquier otro de los chicos con los que se había acostado en la casa de sus padres en Eastbourne, en el sureste de Inglaterra. Fue su madre quien le aconsejó que mantuviera la versión de Alfie, añade el rotativo.
En algún momento, a Alfie debieron corroerle tanto las dudas que decidió gastarse 300 libras y someterse a un test. «No sabía qué eran las pruebas de ADN hasta que mi madre me lo explicó. Te ponen una pelotita de algodón en la boca y te dicen si eres el padre», explicó el chico.
Agencia DPA

Dejá tu comentario