Macri firmó el decreto para bono de empalme que anunció Carrió

Edición Impresa

Lo cobrarán en marzo junto con los haberes previsionales. Será de $750 para quienes cumplieron con años de servicios y $375 para subsidiados.

Mauricio Macri firmó ayer el decreto del bono compensatorio para jubilados, pensionados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH), con el que el Gobierno busca aliviar el impacto por la diferencia con la nueva fórmula de movilidad que fue aprobada por el Congreso y que se aplicará por primera vez en marzo de 2018.

Por única vez

A través del Decreto 1058, que será publicado hoy en el Boletín Oficial, Macri oficializó que se otorgará un "subsidio extraordinario, por única vez" de $750 pesos a los jubilados que "hubieren cumplido los extremos de edad y años de servicios exigidos por la ley vigente al tiempo de acceder al beneficio" y que en marzo próximo no cobren más de $10 mil de haberes.

Asimismo, el artículo dos fija que un bono de $375 será para aquellos que hayan accedido a la jubilación a través de una moratoria y cuyos haberes no superen los $10 mil, mientras que los titulares de "la Asignación Universal por hijo para Protección Social y/o de la Asignación por Embarazo para Protección Social" percibirán una suma de $400.

"El pago del subsidio extraordinario estará a cargo de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), será abonado por única vez en el mes de marzo de 2018 y no será susceptible de descuento alguno ni computable para ningún otro concepto", agregó el decreto que lleva la firma del jefe de Estado; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; y el ministro de Trabajo, Jorge Triaca.

La confirmación de la posibilidad de ese bono estuvo a cargo de Elisa Carrió la noche del jueves pasado cuando se levantó la sesión de la Cámara de Diputados donde se debatía la reforma previsional en medio de un escándalo dentro del recinto con el kirchnerismo intentando hacer caer la sesión y un asedio al Congreso por parte de militantes de izquierda y piqueteros que comenzaron ese día a destruir la plaza, actividad que continuaron el lunes en la segunda jornada de delirio que protagonizaron.

Esa noche Carrió le pidió a Emilio Monzó que suspendiera la sesión en medio de ese escándalo y prometió volver a sesionar recordando que tenía el compromiso de Macri de emitir un bono para que los jubilados cobraran por única vez una compensación que diluyera el impacto de la nueva fórmula de actualización de haberes.

Dejá tu comentario