Macri y Solanas sin show anoche en TV

Edición Impresa

El canal TN de cable no pudo emitir su tradicional debate preelectoral que había previsto ante los comicios porteños del 10 de julio y debió cambiar a dos breves reportajes a los postulantes Mauricio Macri y Fernando Pino Solanas. Daniel Filmus plantó la invitación y el jefe de Gobierno no quiso debatir solamente con Solanas, pero para los conductores de TV la frustración causó más que enojo. Al punto que ayer abrieron la emisión criticando duramente al kirchnerista al que dedicaron, inclusive, filmaciones de otros tiempos, donde a Filmus se lo ve participar en TN, como en la pasada elección de 2007, cuando salió segundo pero no pudo derrotar a Macri en el balotaje. Solanas y Macri coincidieron en opinar que «tal vez el Gobierno no le permitió» ir al canal del Grupo Clarín.

De ese modo, los conductores Marcelo Bonelli y Edgardo Alfano, cambiaron el esquema. Primero entrevistaron a Solanas, momento en que se le pidió tanto a Macri como a sus asesores que lo acompañaban, que salieran del estudio para evitar que contestara a su rival.

Solanas se plegó a la crítica a Filmus por el plantón, pero remató al final lamentando que Macri no hubiera querido confrontar con él. El cineasta arrancó pidiendo más autonomía porteña, considerando que «la Ciudad es la única provincia argentina que es rehén» del Gobierno nacional. Le criticó también a Filmus la propuesta de hacer coincidir el signo político en Nación y Ciudad y se expresó a favor de políticas para la región metropolitana. Contra Macri, más duro, el cineasta lo acusó de sobreprecios en obras, para la cual llevó un cartel ilustrativo acerca de lo que se paga en Córdoba y en otras ciudades del mundo por kilómetro de vías de subterráneo. «Sale caro porque la mordida tiene dos cabezas de tiburón», dijo Solanas, aludiendo a supuestas coimas.

A su turno, repreguntado sobre el tema, Macri consideró: «¿Mordida? O Pino está mal informado o dice cualquier cosa porque le va mal en la campaña». Así el jefe de Gobierno, que también llevó cartones ilustrativos, destacó obras que realizó su administración en las comunas del sur porteño y hasta aseguró haber desarrollado 8,2 km de líneas subterráneas «más que ningún otro Gobierno».

Remarcó además la expansión de la Policía Metropolitana, que para su rival en TV de ayer, «debería especializarse en grandes delitos».

«Cuando me escapo a tocar timbre en barrios donde no llega la Metropolitana, la gente me pregunta cuándo llega», aseguró Macri, que busca ser reelecto y contabilizó que durante los tres años y medio que lleva al frente del Gobierno porteño realizó «3.000 obras» y que en materia de seguridad prometía llegar a las dos mil cámaras de vigilancia a fin de este año.

En otro sentido, contó que durante todo el fin de semana había estado practicando para el debate que no fue. Detrás de cámaras sus asesores también confiaron esa situación en la cual destinaron a dos funcionarios macristas para que uno hiciera de Filmus y otro de Solanas, en una suerte de ensayo por si se realizaba el mentado debate.

«Habíamos propuesto al menos un debate bloque por bloque, con réplica, pero el PRO no quiso. Es evidente que expreso verdades difíciles de contestar», se ufanó Solanas al final de la emisión.

En el estudio de TV, el candidato de Proyecto Sur fue acompañado por su compañero de fórmula, el legislador Jorge Selser, también por el candidato a vicepresidente de la agrupación, Jorge Cardelli, y el socialista Roy Cortina que integra la lista que lleva a Hermes Binner a la presidencia, entre otros invitados.

Macri concurrió con un grupo de funcionarios, entre ellos el secretario de Gobierno Marcos Peña, el vocero Iván Pavlosky y el titular de prensa, Miguel de Godoy, involuntariamente aludido por los conductores del programa cuando dos veces recordaron que «el único debate que no se pudo realizar fue en 1999 cuando estaban invitados Eduardo Duhalde y Fernando de la Rúa y éste último no quiso venir». Es que, en ese momento, De Godoy era el vocero del radical.

Dejá tu comentario