23 de julio 2015 - 00:00

“Mangeri no pudo con su culpa”

 A una semana del veredicto final, en el que el portero Jorge Mangeri fue condenado a prisión perpetua por el crimen de Ángeles Rawson, habló María Paula Asaro, la fiscal del caso que desde 2013 encabezó la investigación de la muerte de la adolescente de 16 años.

La fiscal aseguró que este caso representa "un antes y un después" en su carrera, y remarcó que el portero Jorge Mangeri, "no pudo con su culpa", cuando se autoincriminó en su primera declaración. "Creo que fue mejor que lo haya interrogado una mujer, se sintió invadido", remarcó Asaro al portal fiscales.gov.ar.

"Mangeri llegó a la fiscalía llorando, confundía horarios de entrada y salida de los vecinos, no lograba definir si los malestares que le había provocado una enfermedad al inicio de la semana se debían a un dolor de cabeza, estómago o resfrío. Tampoco pudo evocar correctamente sus actividades durante los últimos cinco días, ni siquiera dónde había pernoctado", señaló la fiscal.

"Las inconsistencias en el relato obligaron a recordarle las previsiones del artículo 275 del Código Penal, referidas a falso testimonio. La declaración fue suspendida para evitar que se autoincriminara, labrándose el acta sin su firma, aunque dejando constancia por escrito de lo que había ocurrido", sostuvo.

Cuando encontraron el cuerpo de la adolescente en el CEAMSE lo primero que pensó fue "nunca voy a encontrar al culpable". Sin embargo, días después lo tuvo frente a sus propios ojos.

Mangeri fue encontrado penalmente responsable del femicidio de Ángeles Rawson de 16 años, en concurso ideal con los delitos de abuso sexual y homicidio agravado.

Así lo resolvió el Tribunal Oral en lo Criminal N° 9 (TOC9) de la Capital Federal, que entendió que Mangeri asesinó a la adolescente para ocultar un intento de violación de Ángeles, presuntamente en el sótano del edificio de Ravignani 2360, en el barrio porteño de Palermo.

Dejá tu comentario