“Me gusta”: Facebook trepó un 2% en Wall St.

Edición Impresa

Nueva York - El anuncio de Facebook sobre la compra de la empresa de mensajería instantánea WhatsApp por u$s 19.000 millones sorprendió a los mercados, pero los analistas coincidieron que el acuerdo tiene sentido estratégico ya que consolidará la posición de la red social como líder en móviles.

Los títulos de la compañía dirigida por Mark Zuckerberg llegaron a perder ayer un 3,40% en el Nasdaq, pero cuando se calmaron las aguas, rebotaron un 2,31% hasta los u$s 69,63.

Al menos dos casas de valores rebajaron sus recomendaciones sobre Facebook a "mantener", pero la gran mayoría de los analistas sigue teniendo una opinión positiva sobre el valor. Según datos de Thomson Reuters, de los 44 analistas que cubren Facebook, 37 siguen recomendando "comprar" la acción.

La red social va a pagar más del doble de sus ingresos anuales por una aplicación de mensajería que apenas genera ingresos para subsistir. Es un movimiento defensivo con el que no sólo se hace con un fuerte competidor, sino que trata de no perder el vertiginoso pulso móvil, retomar el contacto con la audiencia joven y reforzar su presencia internacional.

Usuarios


WhatsApp ha cosechado en cinco años 450 millones de usuarios -el 70% se conecta a diario al servicio contra un 62% de Facebook-, registra un millón de descargas cada día y 50.000 millones de mensajes cruzan su plataforma cada 24 horas. Su ritmo de crecimiento y su relevancia fuera de Estados Unidos, especialmente en Europa y América Latina, son algunas de las claves de esta transacción que sorprendió el miércoles a la industria tecnológica. También influyó la evolución en el uso de redes sociales -sobre todo entre los más jóvenes- desde un modelo más exhibicionista hacia otro más privado y personal en el que encaja la mensajería instantánea.

En internet, la compañía consiguió ser la reina del mercado, pero los dispositivos móviles son harina de otro costal, por eso Facebook hace hincapié en fortalecer su presencia en este ámbito. De hecho, se está convirtiendo en el núcleo de una serie de aplicaciones separadas que actúan como satélites, pero que mantienen cierta integración con ella (Messenger, Paper, Instagram). Ahora WhatsApp es el satélite más grande.

"Esto muestra la determinación de Facebook por convertirse en 'el próximo Facebook'", señala Benedict Evans, de la firma de capital de riesgo Andreessen Horowitz.

Agencias Reuters y EFE

Dejá tu comentario