Mercado granario sigue pendiente del clima en Sudamérica

Edición Impresa

Los mercados de granos siguen pendientes de la marcha climática en nuestra región. En Brasil, la cosecha de soja continúa avanzando a buen ritmo y el área recolectada se acerca a la mitad de la superficie total dedicada, aunque esta actividad se encuentra algo más demorada que en la campaña anterior.

La consultora brasileña Celeres estima que los productores de ese país ya han comercializado el 59% de su soja nueva, comparado con el 55% a esta altura del año pasado y el 43% del promedio de las últimas campañas.

En relación con nuestro país, varios analistas internacionales continúan disminuyendo sus expectativas de producción. Estos recortes no resultan sorprendentes a esta altura, pues reflejan escenarios de producción ya anunciados por instituciones locales, como la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

En este sentido, el último informe de RJO de Estados Unidos ubica la campaña argentina de soja entre 50 a 52 millones de toneladas. Por su parte, la revista especializada Oil World volvió a recortar su proyección para nuestro país en dos millones de toneladas, con una nueva proyección de 50 millones, e incrementó nuevamente su estimación para Brasil en 500 mil toneladas, a 82 millones de toneladas.

Michael Cordonnier elevó su proyección de la cosecha brasileña en un millón de toneladas, con una nueva estimación de 82 millones de toneladas, y elevó su estimación de maíz para nuestro país de 22,5 millones de toneladas a 24 millones. También algunos analistas internacionales comienzan a recortar la producción brasileña de maíz, alegando alguna reducción en el área de siembra y clima desfavorable, barajando cifras de producción de entre 68 a 70 millones de toneladas, comparadas con la estimación oficial de 76 millones de toneladas y la del USDA, de 72,5 millones de toneladas.

El mercado de Chicago especula con que la demanda internacional recurrirá a la plaza norteamericana en busca de disponibilidades. A pesar de la actividad de cosecha recientemente iniciada en nuestra región, la falta de oferta de soja nueva por parte de nuestros productores y los inconvenientes logísticos en Brasil hacen suponer que los compradores insistirán adquiriendo mercadería proveniente de Estados Unidos, lo que erosionará aún más sus bajas disponibilidades domésticas. En el foro agrícola anual del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), llevado a cabo recientemente en el estado de Virginia, se dieron a conocer las primeras cifras preliminares de la próxima campaña agrícola 2013/14 en ese país. Según el organismo, la superficie total que se cultivará con todas las variedades de trigo alcanzará los 22,6 millones de hectáreas, con una producción estimada de 57,15 millones de toneladas y precios promedio del orden de los u$s 257 por tonelada. Los rendimientos promedios que se obtendrían en el próximo ciclo fueron proyectados en 3.040 kilos por hectárea. Para maíz, el USDA proyecta una siembra de 39,05 millones de hectáreas y una producción de 369 millones de toneladas, con un precio promedio anual para la campaña de u$s 189 por tonelada. En este caso, los rendimientos proyectados se ubican en los 10.269 kilos por hectárea. Además, el USDA estima que con un escenario productivo como el que se anticipa, Estados Unidos volcará 38 millones de toneladas al mercado de exportación y utilizará 119 millones de toneladas para la elaboración de etanol.

Finalmente, el USDA proyecta que se implantarán en el próximo ciclo 31,4 millones de hectáreas con soja, que darían lugar a una producción de 92,6 millones de toneladas. El precio promedio aguardado es de u$s 386 por tonelada, con rendimientos que se proyectan en los 2.993 kilos por hectárea. El Consejo Internacional de Granos estimó que la cosecha mundial de maíz 2012/13 alcanzó los 850 millones de toneladas, comparado con 845 millones de toneladas de su estimación anterior. La cosecha global de trigo alcanzó los 656 millones de toneladas, sin cambios en relación con el reporte anterior, en tanto que la campaña mundial de soja habría totalizado, según este organismo, 269 millones de toneladas, comparado con 271 millones de toneladas del reporte de enero pasado.

Dejá tu comentario