Mercados en alerta hoy por un fallo de Corte alemana

Edición Impresa

Berlín y Bruselas - La máxima instancia judicial de Alemania hoy decidirá si el país puede sumarse o no a un nuevo fondo permanente de rescate europeo, un fallo que afectará los esfuerzos europeos por calmar la crisis de deuda regional y que es esperado con ansiedad por los mercados mundiales.

La zona euro vivirá hoy una jornada clave por partida doble: además del fallo del Tribunal Constitucional alemán, Holanda celebra elecciones legislativas marcadas por un creciente euroescepticismo. Serán un barómetro para medir la exasperación del norte de Europa respecto de la UE. Sus resultados pueden ser claves considerando sobre todo que Holanda fue, junto a Finlandia, uno de los países que se opuso a que los fondos de rescate europeos adquiriesen deuda de los Estados.

Del dictamen del Tribunal Constitucional con sede en Karlsruhe, en Alemania, depende la entrada en vigor del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), el fondo europeo de rescate permanente, vital para una eventual ayuda a España. Aunque un bloqueo parece improbable, Europa cruza los dedos. Incluso, el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang SchTMuble, aseguró la semana pasada que la Corte Suprema alemana «no bloqueará» el MEDE, un mecanismo creado para reemplazar el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), que ha financiado los rescates para Grecia, Portugal e Irlanda. Sin embargo, muchos alemanes se oponen a la idea de entregar más dinero a países muy criticados por su falta de disciplina fiscal.

Dotado con un capital de 500.000 millones de euros, el MEDE servirá para conceder préstamos a los miembros en dificultades de la unión monetaria integrada por 17 naciones.

Si bien la Corte alemana no tomará una decisión definitiva sobre la ratificación del MEDE hasta fin de año, los expertos creen que es poco probable que el tribunal cambie de opinión.

El Parlamento germano ya aprobó el fondo permanente de rescate MEDE, pero el presidente del país todavía tiene que firmarlo como parte del proceso de ratificación, algo que no podrá hacerse hasta que el tribunal alemán decida hoy sobre un recurso presentado para frenar la vigencia del mecanismo.

Ocurre que un legislador del bloque conservador de Merkel, Peter Gauweiler, conocido por su euroescepticismo, pidió a la corte que demore su fallo a la luz a del reciente anuncio del BCE de que podría, en ciertos casos, comprar bonos de deuda soberana de países de la eurozona que atraviesan problemas financieros. Esto llevó a que Gauweiler presentara el domingo otra queja ante el tribunal que podría afectar la sentencia.

Agencias EFE, DPA y Reuters

Dejá tu comentario