26 de octubre 2009 - 00:00

Misión imposible: el Gobierno se reúne con el campo para acordar

Julián Domínguez
Julián Domínguez
Gobierno y campo volverán a reunirse el miércoles para dialogar sobre las trabas oficiales a las exportaciones de granos y carnes. Los principales técnicos de la Mesa de Enlace pretenden seguir con las conversaciones por el rol y el desempeño de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (ONCCA), muy cuestionada en los últimos meses por los productores.

Los especialistas agropecuarios les plantearán a los funcionarios la eliminación de los ROE (permisos de exportación) ya que aseguran que la Oficina no los otorga y perjudica las exportaciones de cereales y carnes.

A pesar de que el Gobierno asegura que las conversaciones con los técnicos van «por buen camino», algunos dirigentes rurales sostienen que no ven ninguna respuesta concreta por parte del oficialismo para paliar las pérdidas del agro y que la situación es insostenible.

«Si no hay ninguna solución dejaremos de reunirnos con el Gobierno porque esto es más de lo mismo, lo único que hacemos es hablar. La situación del agro es un desastre y el oficialismo no hace nada para solucionarla», aseguró a este diario Pedro Apaolaza, titular de CARBAP.

El próximo jueves, la entidad tendrá su consejo directivo en Buenos Aires, donde analizará los pasos a seguir si no logra respuestas por la emergencia agropecuaria, las deudas de los productores con el Banco Nación y las intervenciones de la ONCCA en los mercados.

«El jueves nos reuniremos en CARBAP y analizaremos cómo seguimos. No estamos para nada conformes con el accionar del Gobierno; por el contrario, estamos muy preocupados», agregó Apaolaza.

Cabe recordar que el diálogo entre ambos sectores fue retomado la semana pasada luego de un pedido del ministro de Agricultura, Julián Domínguez, quien busca dialogar con los técnicos de las entidades para lograr soluciones a los problemas del sector.

En este nuevo encuentro del miércoles, Domínguez anunciaría la fecha de convocatoria para tratar exclusivamente la crisis que atraviesa la ganadería, un sector muy golpeado por la sequía y las políticas del Gobierno.

Por otra parte, la presidente Cristina de Kirchner encomendó a Domínguez que acompañe la peregrinación que un grupo de productores está realizando en favor de la paz de la Argentina, que culminará el próximo 1 de noviembre en Luján.

Ayer, el ministro acompañó la procesión en Laplacet, localidad que se encuentra entre los partidos bonaerenses de Junín y Lincoln, donde expresó la decisión del Gobierno de resolver los problemas del campo. «Estoy acá porque tengo la responsabilidad de servir al hombre de campo y porque entiendo que el que no vive para servir no sirve para vivir», aseguró Domínguez.

Por otra parte, hoy la Federación Agraria se reunirá en Necochea, provincia de Buenos Aires, para analizar la «crítica situación» del campo y los pasos a seguir por la «inacción» del Gobierno provincial ante la sequía.

El presidente del Consejo, Guillermo Giannasi, manifestó que «el campo está atravesando un momento crítico y necesita respuestas concretas por parte del Gobierno nacional». Además, denunció que la provincia es una de las más afectadas por la sequía y hay muchos productores al borde de la desaparición.

Dejá tu comentario