M.J. Semino: se nota la fuerte caída de margen

Edición Impresa

Objeto social: «Molinos harineros, gluten, etc.»

Si hay un tema excluyente para quien al siga trimestre a trimestre, como lo hacemos, seguramente está referido a una baja importante del porcentual de utilidad bruta respecto del año anterior. Acaso la más simple explicación acerca de haber quedado con menor ganancia en la línea final de su cuadro, cotejado con 2008. Y en nueve meses donde pudo trepar en volumen de ventas, aunque esto se vio compensado por la disminución que se registró en el precio de varios de sus productos. A pesar de ello, se verificó un mejor nivel de ingresos, cerca de los $ 85 millones, sobre suma previa que no llegó a los $ 82 millones. La gran diferencia surge a renglón seguido, donde ahora sólo retuvo $ 31 millones de beneficio bruto, sobre los $ 41 millones del otro ejercicio. Aquí merece hacerse referencia a dos motivos, para que tal baja sucediera. A) Fluctuación del precio del trigo, en especial en el tercer período y hacia el alza. B) Reducción en nivel de compensaciones de la ONCCA. Mantuvo en línea los «gastos» y tuvo el aporte de buena suma por efecto «financiero y tenencias», que en 2008 le jugó en contra. Esto no fue suficiente para cubrir la gran brecha soportada en la utilidad directa -del 50% a sólo el 36%- y de allí se conforma una línea final neta cercana a los $ 13 millones ganados, sobre $ 16 millones en 2008. Bastante más cercano que las diferencias del inicio del cuadro. Accedió a un nuevo capital de $ 71 millones -como acción, demasiado expandido respecto del patrimonio-y le impone otro ritmo.

Dejá tu comentario