Mucha suba, poco volumen

Edición Impresa

Como venimos viendo, si bien es posible que a nivel global el error en las encuestas no esté creciendo (tal vez por ser históricamente mayor a lo lógicamente esperable), existe algo más que evidencia anecdótica -especialmente en países periférico- que apunta a un claro sesgo de la industria en contra de asimilar cualquier cambio social hacia "la derecha" o el "conservadorismo". Esto obedecería a la ideologización de los actores (sociólogos, politólogos, encuestadores, periodistas, charletas, medios de comunicación, gobiernos, etc.), que en lugar de adecuar sus "modelos" a las nuevas realidades sociales, optan por escudar sus fracasos detrás de falacias como "el voto bronca", "voto vergonzante" o "la sorpresa" (el uso de esta palabra es la más clara evidencia del fracaso de cualquier pronosticador o analista). Como señalamos al iniciar esta serie de comentarios, las encuestas sirven... para lo que sirven. La industria y sus actores enfrentan hoy un sinnúmero de problemas, desde la atomización del sector y la feroz competencia, pasando por su dependencia de los medios de comunicación, al incremento de los costos por tecnología y la creciente renuencia del público a participar de las compulsas. Como en cualquier negocio, aquí habrá ganadores y perdedores, pero en la medida en que, en cuanto sector, no se admita que la realidad existe más allá de los rangos de confianza, los márgenes de error y especialmente de su propia ideología están condenados al descrédito y la extinción, frente a una sociedad que evoluciona más rápido de lo que son capaces de aceptar (la Inteligencia Artificial está más que presta a sustituirlos). Sólo para contexto: desde 1986 noviembre ha sido el peor mes para la inversión bursátil (el Merval retrocedió en promedio 2,12% en dólares, cayendo el 56% de las veces. El volumen diario en dólares -desde 2000- se redujo en promedio 11%, cayendo el 72% de las veces). Ayer el Merval trepó 6,16%, a 31.308,63 puntos (cuarta mayor suba del año -quinta en dólares- y la mayor desde el 12 de octubre). Ejes de una rueda de $755 millones (partidos en 69 alzas, 6 papeles sin cambio y 16 mermas), 8% menos que el miércoles y 18% abajo del diario del año, fueron el G. Galicia (14,65%) con $226 millones, el Supervielle (9,85%) con $63 millones y el Macro (9,85%) con $58 millones. En el podio líder el Galicia, el Macro y el Supervielle (hace falta decir que fue un "día de "bancos"?). En el antipodio Petrobras Brasil (-0,7%) y Aluar (-0,27%).

Dejá tu comentario