28 de junio 2013 - 00:00

N. York: “Los soprano” en pleno despidieron ayer a Gandolfini

Familiares, amigos, actores, incluido el elenco entero de “Los Soprano”, liderado por Edie Falco (la actriz que hacía de la esposa del mafioso estrella) y cientos de fans de la serie asistieron ayer al funeral de James Gandolfini en un templo de Nueva York.
Familiares, amigos, actores, incluido el elenco entero de “Los Soprano”, liderado por Edie Falco (la actriz que hacía de la esposa del mafioso estrella) y cientos de fans de la serie asistieron ayer al funeral de James Gandolfini en un templo de Nueva York.
Nueva York-Fanáticos de "Los Soprano", familiares y figuras del espectáculo, entre ellos casi todos sus compañeros de elenco en la famosa serie, despidieron ayer a James Gandolfini, en una discreta ceremonia en una catedral en Nueva York. Celebrado en el inmenso templo episcopaliano de San Juan el Divino, en el noroeste de Manhattan, el servicio fúnebre reunió a unas 1.500 personas que rindieron homenaje al actor. Entre la personalidades presentes en el funeral se encontraba el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie.

Gandolfini
murió el 19 de junio en la habitación de un hotel en Roma, y sus restos fueron repatriados el domingo pasado.

El funeral se realizó tras un velatorio privado de la familia el miércoles en Nueva Jersey.

Una hora y media de funeral, oficiado por el deán de la catedral, el reverendo James A. Kowaski, despidió al protagonista de "Los Soprano", ocho días después de la impactante noticia de su muerte en Roma a los 51 años.

"Gracias por amarme y creer en mí. Te amo Jim, y siempre te amaré, decía su viuda y madre de su pequeña hija de 9 años, Deborah Lin Gandolfini, hablando todavía en presente, ante una parroquia en la que no faltaron miembros de su otra "familia", el clan mafioso de ficción formado por Tony Sirico, uno de los más afectados, Edie Falco, Joe Pantoliano, Dominic Chianese, Steve Schirripa, Aida Turturro, Vincent Curatola y Michael Imperioli, que quisieron despedir a su "patriarca" durante seis temporadas.

"Una vez me dijo: '¿Sabes lo que quiero ser? Un hombre de verdad. Y eso es lo que era, pero gracias a que tenía dentro a un niño, un niño triste, asombrado y confuso. (...) Su talento era preescolar, primario, preintelectual. Era pura emoción", recordó entre bromas y lágrimas David Chase, creador de la serie que le dio la fama y un premio Emmy.

Después del adiós íntimo del miércoles en Nueva Jersey, ayer era el acto público y multitudinario en el barrio Moringside Heights de Manhattan, tras el cual diez hombres, entre ellos su hijo Michael, sacaron el féretro para enterrarlo en privado.

Chase, quien con "Los Soprano" inauguraría el slogan de que "el mejor cine está en la televisión", había sido invitado por la familia para que hablara del Gandolfini actor, pero no pudo evitar hablar desde la amistad de quien definió "como un hermano", con toda la connotación que lo familiar tenía, en la pantalla por su condición de mafioso, y en su vida, como ese "buen chico de Nueva Jersey". "Nos unía nuestra entrega a la familia, al trabajo, a la comida, al alcohol... A las charlas, a la ira y al deseo de romper los esquemas", aseguró en una ceremonia que también contó con gran cantidad de fans.

Los admiradores de la serie, que comenzaron a llegar antes de las ocho de la mañana, cuando el féretro hacía entrada en la catedral, pudieron también rendir homenaje a quien los acompañó durante años a través de televisor.

Agencias DPA, AFP y EFE

Dejá tu comentario