3 de julio 2015 - 00:32

Neuquén colocó Letras por $ 600 M y paga aguinaldos

Jorge Sapag
Jorge Sapag
Neuquén - El Gobierno de Jorge Sapag colocó esta semana Letras del Tesoro por 600 millones de pesos a una tasa nominal anual del 28,5 por ciento para hacer frente a distintos compromisos financieros, como el pago de sueldos y aguinaldos.

La oferta de estos títulos, con vencimiento en 2016 y en 2018, había sido por 300 millones de pesos, pero ante una mayor demanda se decidió su ampliación hasta los 600 millones de pesos.

"La solidez estructural de la economía neuquina permitió, primero, una muy buena nota de las calificadoras de riesgo; y segundo, una fuerte demanda por estas Letras que superó lo previsto por el Gobierno", justificaron desde la administración neuquina.

La colocación se realizó a una tasa nominal anual del 28,50 por ciento, con un vencimiento a 24 meses desde la fecha de emisión, lo que dio pie a una buena calificación, en un marco de "calidad crediticia de la provincia y por la ponderación de la fortaleza crediticia de la garantía".

La operatoria corresponde al Programa de Emisión de Letras del Tesoro-Vencimiento 2015, creado y aprobado por el Decreto 203/15 y ampliado por el Decreto 766/15, en el que se estipulaba una emisión de hasta 1.000 millones de pesos.

La caída del valor del precio del petróleo forzó a la administración de Sapag a recalcular el gasto estimado para este año, lo que incluyó una ampliación del endeudamiento previsto en el proyecto de Presupuesto original.

En lo inmediato, debe afrontar -como el resto de las provincias- el pago del medio aguinaldo a los estatales neuquinos, para el que se deberán desembolsar 480 millones, con fecha de pago el 20 de julio, según el calendario oficial.

Por otra parte, el Gobierno de Neuquén analiza por estas horas cuál será el mecanismo que utilizará para instrumentar en los próximos días la emisión de un bono por 350 millones de dólares, operatoria que la Legislatura aprobó la semana pasada y que permitirá refinanciar vencimientos de deuda pública.

La gestión Sapag necesitaría oxigenar las arcas provinciales en un año en el que se vienen registrando menores ingresos que los presupuestados, no sólo por la caída de las regalías petroleras, sino también por la merma en la coparticipación federal.

Dejá tu comentario