Newell’s perdió y se complicó

Edición Impresa

La Universidad de Chile sorprendió de entrada a Newell's y le terminó ganando en su cancha, un partido que le puede costar muy caro al equipo rosarino.

Un golazo de Guillermo Marino (no hay peor cuña que la del mismo palo) a los 4 minutos cambió el destino del partido.

El volante, ex Newell's, ingresó por izquierda y definió con mucha calidad por arriba de la salida de Nahuel Guzmán, dejándolo sin chance, y a partir de allí, el partido se les complicó a los rosarinos.

El equipo de Martino salió con todo a buscar el empate, pero dejó espacios que aprovechó el conjunto chileno con la calidad de Marino y Charles Aránguiz, quien fue el que consiguió el segundo gol a los 16 minutos, convirtiendo un penal por una falta inexistente de Milton Casco a Sebastián Ubilla.

Newell's siguió presionando, pero permanentemente chocó con la seguridad del arquero Johnny Herrera, hasta que en el minuto final del primer tiempo descontó Ignacio Scocco de tiro libre, pegándole con gran comba por afuera de la barrera.

En el segundo tiempo, Newell's buscó el empate, ante un equipo chileno que se paró de contraataque, y los dos tuvieron situaciones. En ese contexto fueron expulsados Heinze (por un manotazo) y José Rojas (por un empujón), pero el resultado no se modificó.

Newell's empezó la Copa ganándole a Olimpia, pero las derrotas ante Lara en Venezuela y la de ayer complican su clasificación.

Dejá tu comentario